ORGANIZACIONES AMBIENTALISTAS DENUNCIAN “ECOCIDIO” DE PEÑA COLORADA ANTE SEMARNAT

Habitantes de diversas zonas de Cerro Grande acompañados de integrantes de varias organizaciones pro ambientalistas, se manifestaron este día en las oficinas de la representación de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) en Colima, para denunciar “ecocidio” por parte de la empresa minera Peña Colorada en dicha zona del estado.

 

Los manifestantes acusan a la minera de intentar talar 133 hectáreas de bosque en dicha localidad, siendo estas, parte de la Sierra de Manantlán, zona protegida. Dicha acción, señalan, afectará gravemente la captación de agua y por ende el manantial de Zacualpan de donde se surte agua para la zona conurbada de Colima y Villa de Álvarez.

 

En este sentido, el integrante del Frente de Defensa del Maíz, Alfredo Álvarez manifestó que lamentó que SEMARNAT haya otorgado el permiso para este “ecocidio”, pues “cada hectárea, según el mismo manifiesto de impacto ambiental que realiza la minera, dice que hay una densidad de 10 mil especies por hectárea, lo cual nos preocupa ya que es un alto impacto a la biodiversidad, a los ecosistemas y a la vida”.

 

“Cerro Grande funciona como una gran jícara en donde se capta toda el agua que emerge en Zacualpan y en el Agua Fría y surte de agua a la zona conurbada de Colima y Villa de Álvarez”, por lo que reiteró se vería afectado el surtimiento de agua.

 

Además, recordó, para que se pueda hacer el cambio de uso de suelo, y por ende la SEMARNAT dar la autorización, hay una condicionante que es de existir alguna comunidad indígena en el lugar, hacer una consulta con ellos, lo cual, hasta el momento no se ha realizado.

 

Explicando que la comunidad de Ayotitlán se auto adscribe como indígena de acuerdo al artículo 2 Constitucional, “lo cual tiene relevancia jurídica y es por eso que se pide que se haga esta consulta y sea la comunidad la que decida y no solamente el ejido que son los que están recibiendo una parte del recurso”.

 

En este sentido, aclaró “no estamos en contra de ningún proyecto, estamos a favor de la vida, de los bosques, del agua y de todo lo que representa la biósfera de la Sierra de Manantlán”.

 

“Exigimos que en donde haya reservas de la biósfera no entren los proyectos mineros ya que es un área protegida, ya que aparte de la biodiversidad que hay, existe el teosinte, que es un antepasado del maíz”, precisó.

Dio a conocer que Peña Colorada ya está haciendo la tala a los alrededores de la comunidad nahua de Ayotitlán, “no es cuestión de territorio es una cuestión de seres humanos que somos los guardianes”.

 

Refirió que aunque el proyecto fue autorizado por el Consejo Estatal Forestal en el cual se participó “pero votamos en contra de este proyecto”.

 

Denunció que en esta reunión estuvo presente el Secretario de Desarrollo Rural del gobierno del Estado, “en donde fue a hacer presión para que el Consejo se pronunciara a favor de este proyecto minero, el cual es un proyecto ecocida”.

 

Apuntó que la captación de agua para la zona de Colima está en peligro, “ya que sabemos que toda el agua que se capta ahí es el oro de la vida y por encima de cualquier resolución o de cualquier orden jurídico está la vida”.

 

FUERON ATENDIDOS POR REPRESENTANTES DE SEMARNAT COLIMA

 

Los manifestantes fueron atendidos por Carlos Manuel Alcaraz Mendoza, encargado del despacho de SEMARNAT y Pablo Zamorano de Haro subdelegado de Gestión, quienes indicaron que están a favor de la manifestación y libertad de las ideas, pero aclararon que las autorizaciones se otorgan desde las oficinas centrales localizadas en la ciudad de México.

 

“Nuestra función es cuidar y proteger los recursos naturales. Y recogeremos sus demandas para concentrarlas y presentar el informe a la ciudad de México”, aceptaron.

 

Así mismo dijeron que no evadirán su responsabilidad, pero las autorizaciones que se han dado a la empresa se han emitido desde la ciudad de México, “nos toca dar la cara porque somos parte de la SEMARNAT”.