INAH REHABILITA ESCALERA Y CÚPULA DE LA CAPILLA DE LA ESTANCIA, EN COLIMA

·La Hacienda de la Estancia data del siglo XVI, la construcción de la capilla del siglo XIX

 

Tras una solicitud del patronato de la Capilla de la Asunción de María, ubicada en la Estancia, el Instituto Nacional de Arqueología e Historia (INAH), otorgó el permiso y la asesoría para la rehabilitación de la escalera y algunos muros.

 

Así lo dio a conocer Cinthya Polanco, arquitecto perteneciente al INAH, encargada de la supervisión de la obra, quien ponderó que “tenían intención de que se rehabilitara la escalera que se encontraba en muy mal estado y que era importante en el campanario, por lo que acudieron al INAH y ahí se les dio asesoramiento sobre los requerimientos necesarios para autorizar la obra correspondiente”.

 

Fue a través de un carpintero especializado, que contactaron los mismos miembros del patronato, quien presentó el proyecto ante el INAH y con ello fue autorizada la obra, en donde se cambiaron algunas vigas, pero, destacando que alrededor del 75 por ciento de la escalera continúa con el material original.

 

Indicó que, durante el inter de la rehabilitación de la escalera, se vieron algunos otros daños en la edificación y como se contaba con los recursos para la rehabilitación por parte del patronato, se pudo dar asesoría técnica para la reparación de muros, una escalera y las puertas del ingreso a la capilla,

 

Todo esto, resaltó, gracias al apoyo del patronato, pues el INAH solo otorgó la supervisión y algunas cuestiones técnicas.

 

Señaló que la capilla en algunos documentos históricos que se han podido recuperar, precisan que su inicio pertenece al siglo XVI siendo parte de la Hacienda de La Estancia, pero su construcción data del siglo XIX, aunque destacó que ya tiene intervención en el siglo XX, pues en el año 2003 por los daños sufridos por el sismo del mes de enero, se aprobaron recursos del FONDEN para su rehabilitación.

 

“Hasta este fin de semana los gastos para estos trabajos de restauración fueron de 147 mil 190 pesos, tomando en cuenta que estos trabajos son detallados y costosos, sin embargo, para lo realizado esta cantidad es buena, todos los recursos fueron reunidos en 3 meses por integrantes de la comunidad”, comenta Roberto Heredia.

En total, señaló, se gastaron 143 mil 082 pesos, de esos, 1 mil 110 pesos se destinaron en trabajos de imprenta; para carpintería 119 mil 900 pesos, mientras que en mantenimiento fueron 11 mil 372 pesos.

 

Para la herrería se invirtieron 5 mil 700 pesos y trabajos de pintura 5 mil pesos, teniendo aun disponibles 4 mil 108 pesos.

 

Asegura que en el 2020 buscarán colocar lámparas LED para ahorrar consumo de energía: “Esperamos que la comunidad nos siga apoyando junto con el INAH, tenemos pensado construir una sala, siempre y cuando vayamos cumpliendo los pasos que el INAH marca”.