FABRICANTES DE BOLSAS DESECHABLES PIDEN LA CREACIÓN DE UNA LEY FEDERAL PARA SU REGULARIZACIÓN

*Se debe exigir a los fabricantes de desechables la utilización de reciclado para aportar en temas ecológicos

 

El presidente de los Industriales de Bolsas de Plástico, José Anguiano Hernández, manifestó que los fabricantes de bolsas de plástico se reconocen como parte del problema de contaminación, pero también quieren ser parte de la solución.

Manifestó que este sector industrial no se oponen a ser regulado, lo único que piden es que se haga a través de una Ley Federal y no por estados ni municipios como se ha venido planteando, ya que de esta forma no habrá fabricante capaz  de cumplir con los requisitos y reglas que se establezcan en cada región, como ya se comenzó a hacer.

 

Indicó que en la ciudad de Querétaro se eliminó a partir del 1 de agosto la utilización de las bolsas de plástico en giros comerciales, mientras que en Jalisco se pretende reformar la ley Estatal de equilibrio Ecológico y la de Protección al Ambiente para que las bolsas que se utilicen sean fabricadas por lo menos con el 80 por ciento de materiales reciclados, destacando que al mismo tiempo se analizan reformas con el mismo fin en entidades como Veracruz, Nuevo León, Baja California Sur, Durango y Sonora.

 

“Se debe hacer una norma nacional como lo hizo Dinamarca y España, es imposible trabajar con normas para diferentes municipios, es como si me dijeran: me tienes que hacer vasos para Tlaquepaque, vasos para Zapotlanejo y otro tipo  para Arandas, es imposible”, expuso.

 

Comentó que de acuerdo con datos del Inboplas, el 90 por ciento de las empresas de  bolsas de plástico utilizan el 30 por ciento de material reciclado, mientras que en Anguiplast los productos tienen el 70 por ciento de plástico re usado, el 30 por ciento restante es carbonato de calcio, insumo que provienen de la tierra.

“Hay materiales diferentes, desde unos muy limpios, hasta otros muy sucios; cuando es material nuevo se puede pigmentar en cualquier otro color, pero cuando es sucio, solo se puede mandar como material negro, por eso las bolsas negras son más baratas”, explicó.

 

Puntualizó que tan solo la empresa Anguiplas ubicada en el municipio de Arandas, recolecta al año más de 26 mil 400 toneladas de plástico a nivel nacional para fabricar bolsas, en caso de desaparecer esta industria no habría quien recicle este material.

 

Abundó que a este sector se le ha satanizado como parte de un populismo ecológico, por lo que la regulación que se apruebe debe fomentar el reciclaje en la fabricación de bolsas, aun cuando signifique elevar los costos de la producción.

“Hace cinco años nos costaba 3 o 4 pesos, ahorita anda en 8 pesos el kilo de material. Si nos forzaran a todos los empresarios a meter reciclado el material se iría a oferta y demanda. Lo que no nos convienen es que nos lo prohíban, queremos que nos dejen trabajar” apuntó.

 

Mencionó que en Jalisco se fabrica el 50 por ciento del plástico que distribuye en el país. Arandas cubre el 25 por ciento de esa producción, cuenta con 20 empresas de las cuales 17 se especializan en bolsas y generan 6 mil empleos directos y 2 mil indirectos, “si desaparecieran, el 10 por ciento de la población se quedarían sin empleo”, concluyó.