EXPONE CIJ MITOS Y REALIDADES DE LA MARIHUANA

Su directora, María del Carmen Gutiérrez Ayala enfatizó que el consumo de drogas representa un serio problema de salud pública

 

 

La directora de los Centros de Integración Juvenil Colima, María del Carmen Gutiérrez Ayala habló sobre los mitos y realidades en el consumo de marihuana, que –dijo- en general el consumo de drogas representa un serio problema de salud pública.

Enfatizó que las complicaciones sociales son muchas, ya que se ha ido incrementando el consumo de otro tipo de drogas como las metanfetaminas, que orillas a los consumidores a conseguirla de la manera que sea.

Respecto a quienes pugnan por la legalización de la marihuana, la directora de los CIJ, expuso que la droga crea dependencia psicológica, cuyo consumidor deberá incrementar su consumo para estar bien.

Sostuvo que el uso de esta droga, es puerta de entrada a otro tipo de drogas; además de que en la actualidad hay dos tendencias, una, aquellas personas que dicen que continúen los permisos como están, pero otro sector, se pronuncia en favor de que se les permita el uso de otras drogas porque tienen derechos.

Luego de 30 años de experiencia, expuso que las historias de vida le dan esa autorización moral para comentarlo y afirmar que no es inofensiva la marihuana, ya que hay alteraciones en el organismo con su consumo.

Respecto a los fines medicinales, indicó que ha resultado efectiva pero solo con una de las sustancias activas que contiene la planta, por lo que pidió no confundir a la juventud, al decir que es natural y que no pasa nada, ya que sí provoca dependencia y quien la consume abandona su proyecto de vida.

La realidad, dijo, supera en mucho los mitos en torno a la droga popular.

Detalló que el consumo de esta droga se da desde niños de 12 años de edad, por lo que expuso que la niñez debe estar en un ambiente libre de drogas.

Asimismo, pidió hacer conciencia para el consumo, así como no criminalizar a los adictos.

Como sociedad –enfatizó- que se debe tratar el tema de manera integral, plantearse el por qué las personas llegan al consumo, lo cual generalmente se da por los vacíos existenciales de quienes son adictos.

Para terminar, refirió que los interesados pueden acudir al Centro de Integración Juvenil que se ubica en la calle Estado de México 172 en la colonia Altavilla, en Villa de Álvarez, en donde cuentan con programas de orientación para la niñez y adolescentes, así como padres de familia.