EXIGE STSGE AL GOBERNADOR Y FUNCIONARIOS ESTATALES EL PAGO DE LA DEUDA ANTE IPECOL


·        Son más de 700 millones de deuda histórica que tiene el gobierno del estado con Pensiones

·        Se agrega la falta de entrega de las aportaciones tanto del gobierno como de los trabajadores de abril a la fecha

 

 

Con una manifestación encabezada por el secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (STSGE), Martín Flores Castañeda, representantes de los jubilados y pensionados, delegados; los trabajadores sindicalizados exigen al gobierno del estado el pago correspondiente a las aportaciones tanto de los trabajadores como del propio gobierno respecto a las cuotas para el Instituto de Pensiones del Estado de Colima (IPECOL), principalmente lo correspondiente a los meses de abril al mes de septiembre.

 

Esto, señalan, porque es una obligación que tiene el gobierno de enterar al IPECOL con estos recursos que quincena, tras quincena descuentan a los trabajadores.

 

Flores Castañeda expresó que, aunque se inició bien el año con la entrega de las aportaciones correspondientes, se tiene un rezago de cinco meses, en donde al no entregar esos recursos, a pesar de que se están entregando y pagando las pensiones y jubilaciones correspondientes, no existe la posibilidad de que los trabajadores puedan acceder a los préstamos personales o de corto plazo y a los hipotecarios.

 

Recordó que son tres formas con las que el IPECOL obtiene recursos, la primera es la aportación de los trabajadores, la segunda la aportación de la entidad pública (gobierno estatal, municipal o descentralizado) y la tercera, es la capitalización de los recursos con buena administración del dinero y sobre todo con los intereses que se cobran y el flujo de efectivo a través de los préstamos, sin estos, reiteró, puede darse una falta de viabilidad financiera, pues los recursos no generan intereses que representan más recursos.

 

En ese sentido, ponderó que el gobierno del estado, principalmente el Poder Ejecutivo, no ha hecho los pagos requeridos por un monto 83 millones de pesos; desglosados en la retención a los trabajadores de abril a septiembre por 25 millones de pesos; por retención de créditos a los trabajadores 52 millones; retención por créditos hipotecarios, 5 millones de pesos.

 

Aunado a eso, señaló, del magisterio estatal, se deben 10 millones de pesos, por retenciones a los trabajadores; por créditos personales 33 millones de pesos y por retenciones por créditos hipotecarios, 2 millones 200 millones; sumando así 45 millones 200 mil pesos.

 

“En total de retenciones entre burocracia y magisterio, es un gran 128 millones 500 mil pesos, en el periodo de la segunda quincena de abril a la primera del mes de septiembre”, subrayó.

 

Esto, mencionó, representa el 67 por ciento del adeudo 192 millones 700 mil pesos, de los cuales solo el 23 por ciento, como cuota patronal (…) en donde se le debe agregar, indicó, la deuda histórica que tiene y de la que tampoco a pagado lo correspondiente, de 730 millones de pesos.

 

“Recabamos a través de la cuenta pública del gobierno del estado, lo que debió haber ingresado por los conceptos de cuotas, aportaciones y amortización de los créditos, así como la deuda histórica que tiene, que suman 700 millones de pesos, que se acumularon en los últimos 20 años”, mencionó.

 

Advirtió finalmente, que de continuar la situación de que no se pueda acceder a los préstamos tanto personales como hipotecarios, a los que tienen derecho los trabajadores y a que el gobierno del estado siga sin pagar lo correspondiente, las acciones de presión se irán incrementando, así como también se estará exigiendo a través del área jurídica el cumplimiento de esta obligación patronal.