EN FEBRERO Y MARZO, AUMENTAN OPERACIONES DE EMPEÑO: AMESPRE

El director general, Joel Rodríguez indicó que en diciembre y enero, las personas recuperan sus prendas

 

El Director general de la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios A.C., Joel Rodríguez Navarro refirió que históricamente las temporadas de enero y febrero son importantes para las casas de empeño, aunque no siempre poseen altas en el empeño, es decir, en enero la población aún cuenta con dinero.

 

Explicó que en diciembre y enero las personas recuperan sus prendas; por lo que es en febrero y marzo cuando aumentan las operaciones de empeño en un porcentaje de entre 10 y 15 por ciento.

 

Por ello, recomendó a quienes acudan a las casa de empeño, buscar el sello Amespre, que significa que están reguladas por un marco jurídico en donde  se tienen exhibidas todas la condiciones del préstamo, además de contar con básculas calibradas e inscritos los contratos de adhesión con Profeco y las sucursales están inscritas en el Servicio Público de Casa de Empeño.

 

El director general conminó a los clientes a buscar dichos requisitos o el sello que les garantizan el servicio.

 

Reiteró que el porcentaje de recuperación de prendas en el mes de diciembre y en lo que va de enero, oscila entre el 10 y 15 por ciento en las empresas Firsh Cash, Monte Nacional del Águila y Monte Providencia.

 

Expresó que no han registrado quejas por parte de los clientes, por lo que recordó que el proceso que establece Profeco es que en caso de alguna inconformidad con el servicio prestado las personas acudan a sus instalaciones y a ellos se les notifica a los 10 días posteriores.

 

Refrendó que no existe queja alguna porque además se encuentran inscritos en el Sistema de Conciliación de Quejas por Internet, que se llama Concilianet, para antes de iniciar el procedimiento administrativo, resolver la inconformidad de manera inmediata.

 

Rodríguez Navarro detalló que a nivel nacional como en Colima los artículo más empreñados son los que tienen que ver con tecnología, aparatos electrónicos, instrumentos, vehículos y alhajas de oro.

 

Indicó que quienes no recuperan sus prendas, éstas son puestas en exhibición para ser adquiridas por el público en general, aunque acotó que en el caso de Amespre, el 80 por ciento de las personas recuperan su prenda.

 

Ello, significa que de cada 10 personas que empeñan, 8 recuperan la prenda y 2 no, mismas que son comercializadas en piso de venta, durante todo el año, no en solo una época en específica.

 

Finalmente puntualizó que este 2018, seguirán regulados por las reglas que marcan la Ley Federal del Consumidor y particularmente por el artículo 65 Bis así como la Ley Antilavado.

 

 

Además, refirió que están sujetos a la Ley Nacional de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares y existe la Norma Oficial 179, que en Amespre se cumple con todo ese marco jurídico, acotó.