EN COLIMA, 8 DE CADA 10 PERSONAS QUE EMPEÑAN RECUPERAN SUS PRENDAS: AMESPRE A.C.


Joel Rodríguez Navarro, director general de la Asociación Mexicana de Empresas y Servicios Prendarios (AMESPRE A.C.) manifestó que Colima se ha destacado por ser un estado donde el 80 por ciento de las personas que realizan un empeño, recuperan su prenda, el 20 por ciento restante autoriza su venta y se queda con el dinero que le prestaron.

 

Refirió que en ese sentido se ha mantenido un porcentaje de recuperación de prenda de los más altos a nivel nacional. 

 

“En colima se empeñan muchos aparatos electrodomésticos como aires acondicionados, ventiladores, pantallas, computadoras, celulares y en un porcentaje mínimo el empeño de alhajas con contenido de oro. Si una persona no recoge sus prendas, son vendidas en comercialización en las mismas tiendas”, detalló.

 

Manifestó que algo curioso que se ha registrado en este tipo de servicios es la fidelidad que tienen los clientes a sus casas de empeño y esto se debe a que estas empresas trabajan bajo las normas vigentes y eso genera seguridad al usuario.

 

“Tenemos sucursales con clientes muy antiguos, por ejemplo First Cash, que tienen clientes que se han mantenido realizando operaciones prendarias con ellos por muchos años, son clientes que son muy leales con ellos”, aseguró.

 

El presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios manifestó que las casas de empeño son una fuente de financiamiento práctica y segura que permiten el acceso y servicio de todas las personas, sin que haya una discriminación o selección de usuarios.

 

“En el estado hemos registrado dos empeños de cincuenta pesos y fueron empeños solo por un día, por lo que solo se paga los intereses generados en solo ese día de empeño, esto es solo una muestra de que atendemos a 2 de cada 3 mexicanos que no podrían tener acceso a otros financiamientos”, expuso

En el tema nacional, Joel Rodríguez Navarro señaló que durante 2019 las operaciones prendarias se mantuvieron en los mismos parámetros  que se tuvieron en el 2018 en las 3 mil 500 sucursales que representa en todo el país, mismas que tienen presencia prácticamente en todas las entidades federativas del país.

 

“Esperamos que para el 2020 las operaciones se mantengan dentro los mismo parámetros del 2018 y 2019, el balance promedio es de mil pesos por operación y el plazo promedio es de cuatro semanas”, detalló.

 

Manifestó que estacionalmente suben las operaciones prendarias en ciertas épocas del año, tal y como lo es el regreso a clases y cuesta de enero que se verifica realmente en el mes de febrero.

 

Agregó que ha venido en aumento el tipo de prendas que se pueden empeñar, ahora se aceptan más los artículos electrónicos, electrodomésticos y teléfonos celulares, sin embargo como medida de seguridad se les está revisando el número que identifica al aparato para asegurarse que no haya sido bloqueado ni reportado como robado.

 

“Ante el aumento de empeño de estos aparatos, nosotros debemos asegurarnos para darle a los clientes seguridad y certeza y evidentemente ayudar a abonar al tema de seguridad para que no se puedan empeñar los que estén reportados como robados”, finalizó.