CELEBRA RECTOR DE LA CATEDRAL DE COLIMA SU DÉCIMO ANIVERSARIO DE ORDENACIÓN SACERDOTAL

+ El sacerdote, originario del municipio de Coquimatlán, asumió su actual cargo el pasado 26 de enero de este año, a los 40 años de edad, con la aprobación del obispo Marcelino Hernández Rodríguez.

 

 

El rector de la Catedral de Colima, el presbítero Osiris Juan Pablo Aguilar Castañeda, mejor conocido como el Padre Osiris, celebró su 10 Aniversario de Ordenación Sacerdotal, el pasado 25 de junio.

 

El sacerdote, originario del municipio de Coquimatlán, asumió su actual cargo el pasado 26 de enero de este año, a los 40 años de edad, con la aprobación del obispo Marcelino Hernández Rodríguez.

 

Recordó que su ordenación diaconal fue en una misa oficiada por el obispo de ese entonces, de la Diócesis de Colima, José Luis Amezcua Melgoza, donde además fueron ordenados el diácono José Felix Flores Velasco como sacerdote, y el seminarista Édgar de Jesús Sánchez Cruz como diácono.

 

Como diácono, Osiris Aguilar, previamente a su ordenación, manifestó que su convicción es firme, “la vocación como fermento en el mundo es vivir la vida en la que Dios te ha llamado y ésta es primordial de todo cristiano. Esto se logra asumiendo de forma particular el llamado de Dios, pues no es exclusivo del sacerdote, aquí es cuando entra toda la Iglesia”.

 

Ahora, como parte de su trabajo al frente de la Basílica Menor de Colima, el 16 de enero le entregó al padre Guillermo Contreras Castellanos, la parroquia de la Santísima Trinidad, en la colonia López Mateos, en Villa de Álvarez.

 

De igual forma, se le han encomendado diversas labores, como la orientación vocacional en el Seminario de Colima en donde ofrece la docencia, asimismo oficia misas en Trojes, Coalcoman, Barreras y en Pihuamo.

 

Fue enviado por el obispo Marcelino, para especializarse 3 años en Roma, en donde tuvo la oportunidad de participar en celebraciones junto al papa Francisco Bergoglio, y a su regreso, tomó posesión de la parroquia de la Santísima Trinidad.

 

En sus planes de trabajo, tiene contemplado darle seguimiento a la labor que hizo el padre Guillermo Contreras, quien se enfocó en la restauración del interior de catedral, faltándole sólo la cúpula, por lo que el Padre Osiris señaló que la terminará.

 

Sin embargo, aseguró que su labor principal es promover la palabra de Dios, así como mantener de pie la Catedral, ya que es la madre de todas las parroquias, y para ello, seguirá sembrando  la devoción a San Miguel de la Mora, así como a la Virgen de Guadalupe.

 

Comentó que desde muy pequeño en su familia se le inculcó la fe cristiana, ya que uno de sus tíos, fue el padre José Aguilar, quien también fue canónigo y rector de Catedral; oficiaba misas en la parroquia, en donde Osiris Juan Pablo acudía, por lo que le tocó colaborar con él cómo monaguillo, y fue de ahí donde se dio cuenta de su vocación por el sacerdocio.

 

Una anécdota muy especial que compartió fue cuando le tocó estar en una celebración en la plaza de San Pedro, en el Vaticano, donde se reunieron tres grupos para cantarle al Papa Francisco previo al festejo, y los mexicanos que estaban ahí le cantaron La Guadalupana, que le gustó mucho, tanto que cuando recorrió la plaza en el papa móvil, le preguntó que si aún estaban los que iban de México, para ver si podían cantar de nuevo, a lo cual le contestó que sí, y presuroso fue con el grupo de paisanos, para ver si aún estaban todos, y al ver que sí, éste ya emocionado, sólo les dijo “muchachos, aviéntense La Guadalupana, que el Papa, ya pagó otra hora más de mariachi”.

 

El Padre Osiris también participó en la Solemne Misa de Acción de Gracias, presidida por el Obispo Marcelino Hernández, la cual se celebró el pasado 8 de mayo, donde se llevó a cabo la Clausura del Año Jubilar, por el 125 Aniversario de la Consagración de la Catedral de Colima, y por el 174 Aniversario de la Fundación del Seminario de Colima.

 

Hoy en día, debido a la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid 19, le ha tocado sumarse a los esfuerzos para hacerle frente a esta pandemia, y atendió la suspensión de actividades religiosas, como el viacrucis, la marcha del silencio y visita de los siete templos, entre otras.

 

Lo anterior, debido a que todas estas celebraciones implican movilización de personas, lo cual pone en riesgo a la población, y afirmó que la Iglesia Católica trata de mitigar los contagios del nuevo coronavirus.

 

En ese sentido, comentó que se han estado transmitiendo las misas vía Internet de la Basílica Menor, las cuales se realizan todos los días de lunes a sábado, a las 7 de la tarde y los domingos a las 12 del mediodía.

 

Indicó que aún no tienen la autorización para abrir los templos, por lo que están a la espera del comunicado del Obispo, para regresar a la nueva normalidad.

 

Los interesados pueden Ingresar a la página de Facebook: Santa Iglesia Catedral de Colima, donde podrán seguir las transmisiones.