BUSCA MOVIMIENTO ANTORCHISTA SER PARTIDO POLÍTICO, INICIA PROCESO EN PUEBLA

A pesar de que han buscado la manera de no permitir su inscripción ante los órganos electorales, el Movimiento Antorchista nacional busca convertirse en partido político, aseguró el líder de esta agrupación en Colima, Luis Enrique López Carreón.

 

Explicó que han encontrado no solo trabas y negativas para poderse conformar como partido político en el estado de Puebla, sino también los integrantes Antorchistas han sido amenazados por el gobernador de dicho estado, Miguel Barbosa Huerta.

 

“En el estado de Puebla, el Movimiento Antorchista Poblano (MAP) acudió al Instituto Electoral del Estado (IEE) para registrarse como partido político; sin embargo, el registro se les fue negado porque según las autoridades electorales excedieron del tiempo estipulado para su conformación, lo que es falso, y donde el gobernador Miguel Barbosa Huerta ha amenazado a algunos de sus integrantes”, subrayó.

 

Aseveró el líder Antorchista en Colima que la intención no es solo ser un partido político estatal, sino nacional, “obviamente estamos preparando nuestra actuar y probablemente se nos de luz verde en los estatales, por el momento empezaremos en Puebla y si las condiciones se dan, lo haremos aquí (en Colima), también. Por el momento no tenemos la instrucción”, señaló.

 

Puntualizó que muchas de las trabas que les están poniendo es por el miedo que tiene el gobierno federal y Morena que esta agrupación se conforme como partido político.

 

“Morena, en Puebla cuando menos, tiene miedo de la estructura organizativa de Antorcha. Nosotros no somos ingenuos, si se está ocupando la figura del gobernador del estado, pues hay una campaña propagandística enrome contra el líder nacional de nuestro movimiento y dónde el UIF investiga a Antorcha Campesina por enriquecimiento ilícito, lo cual es totalmente falso”, apuntó.

 

Ante esta situación, López Carrión adelantó que el próximo 27 de febrero se llevará a cabo una protesta pacífica en la capital poblana para exigir que se respete la democracia y la Ley, en donde estarán participando los 32 dirigentes estatales y al menos 100 mil ciudadanos mexicanos.