AGENTES INMOBILIARIOS SIN REGISTRO REPRESENTAN RIESGO AL PATRIMONIO FAMILIAR

Con la finalidad de evitar fraudes o decepciones a la hora de adquirir un patrimonio familiar, la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, recomendó a la población que busca adquirir alguna propiedad, lo hagan con agentes con licencia.

 

En este sentido el presidente de AMPI, Ricardo Ceballos Cataneo, refirió que como Asociación han estado pugnando porque cada vez más agentes inmobiliarios tengan ese registro, y de alguna manera tener una medida de control que dé certeza de todas las personas que se dedican a esta profesión.

 

“Existen  en este medio, varias personas  que no están certificadas, que no tienen capacitación, que no tienen un registro ante el Gobierno del Estado y que confían en estas personas para invertir y caen en manos de gente que no está certificada y pueden verse afectadas ante la mala voluntad o un acto fraudulento” advirtió.

Ante estos casos, Ceballos Cataneo  pidió que se acerquen a los asesores certificados que integran AMPI en Colima, quienes están reguladas bajo la Ley de Operaciones Inmobiliarias desde hace 15 años y cuenta con más de 30 miembros. 

 

Recordó que dicha ley desde el 2012 no se ha aplicado de rigor, porque no está bien definida, ya que hace falta que se le impongan más multas; sin embargo dejó en claro que la ley existe.

“Queremos que se haga un padrón de los que nos dedicamos a esto”, expresó.

 

Ceballos Cataneo dijo que la Secretaría de Fomento Económico apoya  haciendo visitas a las personas que solo tienen un número, o una oficina que no está dada de alta, para verificar que las cosas se estén haciendo con apego a la ley. 

 

“Los que nos dedicamos a esta profesión, en el último censo del gobierno, aparecimos entre 900 y mil personas”, añadió.

 

Añadió que uno de los requisitos es tener la licencia que se da con base en una capacitación y estar en la formalidad. 

 

“En ocasiones recibimos quejas de 3 a 5 por semana en las que la gente piensa que asesores particulares se encuentran en nuestra asociación, pero resultan ser de los que no están certificados”, acotó.

 

Finalmente, detalló que las quejas se dirigen a PROFECO, las cuales refieren a una mala atención, o que dieron enganches, o dinero de depósitos, pero ya no les toman las llamadas a los clientes.