SIGUE SIENDO ALTO EL PORCENTAJE DE POSITIVIDAD EN CASOS SOSPECHOSOS, LOS QUE MANTIENE A COLIMA EN RIESGO MÁXIMO

· Aunado a este indicador, los casos activos y el porcentaje de ocupación hospitalaria no permiten que Colima salga del riesgo máximo en esta pandemia

·        

Esto, en gran parte se debe al número de personas que no han atendido las recomendaciones sanitarias.

 

Entre los indicadores que señalan que Colima sigue con casos explosivos de Covid-19 y por lo que aún se mantiene el semáforo epidemiológico en riesgo máximo, el alto porcentaje de positividad refleja que todavía es mucha la gente que presenta síntomas relacionados con el virus SARS-Cov-2 y después de la prueba resultan positivos.

 

Así lo dio a conocer la secretaria de Salud en el estado, Leticia Guadalupe Delgado Carrillo, quien enfatizó que este porcentaje se ha visto incrementado exponencialmente, pues anteriormente se tenía un 63 por ciento en el ámbito estatal y ahora un 66 por ciento. Destacando que la Jurisdicción Sanitaria No. 1 (Colima, Villa de Álvarez, Cuauhtémoc, Coquimatlán y Comala) aumentó del 61. 5 a 64.4 por ciento y la Jurisdicción 3 (Manzanillo y Minatitlán) de 66 al 71.6 por ciento.

 

Lo que significa que los municipios con mayor positividad fueron Minatitlán, Ixtlahuacán y Manzanillo.

 

Precisó que otro indicador es el de los casos activos, que además de representar la fuente directa de contagio, permite un análisis del momento actual sobre los efectos de la pandemia en la población; el cual en los últimos 15 días se ha tenido más de 600 casos activos todos los días, 661 casos en promedio del 15 de agosto a la fecha.

 

Todos los casos activos – refirió la funcionaria estatal- son complicables, es decir, pueden agravarse aun estando internados en hospital o mientras se recuperan en su domicilio particular. El 28 por ciento de estos casos activos que pudieran complicarse, representan a 185 posibles casos, según el diagnóstico epidemiológico. Siendo el promedio de hospitalización de entre 10 y 14 días.

 

Ante ello, dijo, como se constata, tan solo partiendo del análisis de los casos activos, hay razón suficiente para reiterar que el estado de Colima se encuentra en semáforo rojo, en estado de máximo riesgo, por la continuidad en los registros de casos y el incremento en las defunciones.

 

Precisando que, en el transcurso de estos meses, se ha contenido el ritmo de contagios, se ha podido mantener la atención médica a las y los pacientes que la han requerido, se ha logrado una transmisión más lenta que permite salvar más vidas al contar aún con margen para la atención.

 

Pero, subrayó, las opciones se aminoran y es imperativo para la sociedad colimense darse cuenta de lo que significa el semáforo epidemiológico, ya que hay que reconocer que el nivel de máximo riesgo es por el número de personas que no han atendido las recomendaciones sanitarias.

 

Mitigar los contagios es tarea de todas y de todos, reiteró, la mejor opción para detener contagios, disminuirlos y cortar con la cadena de transmisión está en la población y en sus manos, lavarlas muy frecuentemente con agua y jabón o utilizar gel alcoholado, usar correctamente el cubrebocas si se sale a alguna actividad esencial y procurar estar en casa el mayor tiempo posible para no exponerse o exponer en su caso a los demás.