SEMILLA DE CHAN PUEDE COMBATIR EL CÁNCER: INVESTIGADOR

+ El investigador Francisco Javier Espitia Orozco, afirmó que este fruto tiene una alta efectividad para reducir tumores malignos; realizó una investigación titulada Identificación de péptidos de Chan y su potencial uso en el tratamiento de obesidad y cáncer, en la cual vio que la semilla eliminó el 40% de las células cancerígenas, sin dañar a las células benignas

 

 

Desde tiempos ancestrales, las semillas de Chan han sido utilizadas en América Central y del Sur con fines medicinales, alimenticios y cosméticos, lo cual le llamó la atención al investigador colimense Francisco Javier Espitia Orozco, quien afirmó que este fruto tiene una alta efectividad para combatir del cáncer, específicamente con el cérvico-uterino.

 

Detalló que realizó una investigación titulada Identificación de péptidos de Chan y su potencial uso en el tratamiento de obesidad y cáncer, en la cual vio que la semilla eliminó el 40% de las células cancerígenas, sin dañar a las células benignas.

 

“La ventaja es que el Chan no mata las células normales, a diferencia de las quimioterapias”, indicó.

 

El investigador refirió que esta semilla también se podría utilizar para prevenir el cáncer, “ingiriéndola de forma natural, como agua de uso, sin endulzantes”.

 

Asimismo, informó que esta planta se encuentra de manera silvestre en todo el litoral del Pacífico mexicano, y en nuestro estado se pueden encontrar cultivadas  en Ixtlahuacán y Coquimatlán, tanto la variedad blanca, que es domesticada, y la negra, con la que se elabora el bate, la cual es silvestre y crece en cualquier parte.

 

“El interés de esta investigación es por el tipo de enfermedades que se han potenciado últimamente, como la hipertensión, obesidad, enfermedades coronarias y cáncer, que son una de las principales causas de mortalidad en el país”, apuntó.

 

Explicó que en su investigación, encontró en la semilla de chan, un grupo de proteínas de reserva, cuya función es servir como fuente de nitrógeno a la planta, “en este caso, se buscaron otras proteínas dentro de ese grupo, los péptidos, que son proteínas pequeñas que tienen una actividad benéfica para el organismo”.

 

Por lo anterior, consideró que en Colima no se está aprovechando como se debería “es subutilizada y subaprovechada a pesar de tener una gran cantidad de proteína, fibra dietética y fibra soluble, lo que ayuda a la digestión”.

 

Normalmente el Chan se usa para elaborar una bebida típica de Colima, el Bate, el cual se toma frío, con hielo y caramelo de piloncillo.

 

 

Cabe señalar que Francisco Espitia es egresado del CBTIS 157 de Villa de Álvarez; a la edad de 17 años se fue a Guanajuato a estudiar la licenciatura e Ingeniería en Alimentos; luego estudió la maestría en biología molecular en la Universidad de Guanajuato, donde realizó una tesis en biotecnología.