RIESGO DE ENFERMEDAD VASCULAR CEREBRAL POR ESTILOS DE VIDA NO SALUDABLES: SSA

+Problemas cardiacos, diabetes colesterol alto, tabaco, alcohol y falta de ejercicio son factores de riesgo comunes

 

 

 El riesgo de padecer enfermedad vascular cerebral (EVC) se relaciona con los estilos de vida, de ahí que es importante evitar o limitar los alimentos ricos en colesterol, no fumar ni beber alcohol en exceso y hacer ejercicio, entre otros hábitos, para prevenir esta alteración neurológica que afecta más al hombre que a la mujer.

 

Al señalar lo anterior, la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado, detalla que entre los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de que aparezca el padecimiento, se encuentran presión alta, problemas cardíacos, diabetes, colesterol alto, tabaquismo, alcoholismo e inactividad física.

 

En el marco del Día Mundial de la Enfermedad Vascular Cerebral, la dependencia explica que la EVC es una alteración en las neuronas, que provoca disminución de flujo sanguíneo en el cerebro, acompañada de alteraciones cerebrales de manera momentánea o permanente, caracterizándose por su aparición brusca y generalmente sin aviso (con síntomas de 24 horas o más).

 

Informa que en Colima se ha observado una disminución de casos de esta alteración neurológica en los últimos tres años al pasar de 269 en 2016 a 246 en 2018, de acuerdo al Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de la Dirección General de Epidemiología.

 

Este año (al 12 de octubre) se han registrado 208 casos, por 198 que se habían presentado al mismo período en 2018; mientras que a nivel nacional se han acumulado 37 mil 409 casos en 2019, por arriba de los 32 mil 754 que se habían acumulado al mismo corte del año pasado.

 

Por su parte, la Subdirección de Epidemiología de la Secretaría de Salud estatal indica que la enfermedad vascular cerebral (EVC) no se encuentra entre las 10 principales causas de morbilidad general en el estado, pero es la quinta causa de muerte, ya que en 2016 se registraron 181 defunciones por esta enfermedad y en 2017 fueron 180.

 

Al respecto, el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía señala que el citado padecimiento destaca como la causa más común de incapacidad en adultos y es también la quinta causa de muerte en México.