PREVIENEN RIESGOS SANITARIOS CON INHABILITACIÓN DE PRODUCTOS: SALUD

+No se distribuyen insumos que puedan poner en riesgo la salud pública

El almacén central de la Secretaría de Salud cuenta con procedimientos normados para la disposición final de insumos que puedan llegar a poner en riesgo la salud pública.

A través del Procedimiento Normalizado Operativo (PNO) se detecta, clasifica y da disposición final a insumos, consumibles o medicamentos que por estar próximos a caducar ya no se distribuyen a las unidades.

Así lo confirma la Subdirección de Adquisiciones y Servicios Generales de la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado, al referirse a las declaraciones en medios informativos atribuidas al diputado, Guillermo Toscano.

Sobre tal opinión que hace el legislador sobre la pérdida de insumos por falta de distribución, el área encargada señala que este procedimiento no determina situaciones de abasto en las unidades de salud.

La lista exhibida por el legislador no corresponde a “medicamentos caducos” o “denuncia por escasez”, sino que corresponde a la requisición mensual que envía una unidad médica al almacén central para su surtimiento.

Sobre las fotos, el área encargada de las adquisiciones de la dependencia estatal, precisa que la mayoría son productos de compras hechas por algunos programas que requieren disponer de una reserva estratégica para dar respuesta inmediata en caso de necesitarse.

Tal es el caso de los programas preventivos como el de Urgencias Epidemiológicas y Desastres que atiende contingencias por fenómenos meteorológicos como huracanes, sismos, actividad volcánica o algún brote epidemiológico, entre otros.

El procedimiento de destrucción se realiza de acuerdo a los lineamientos que establece la norma de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coespris) y se coordina también con la Contraloría General de Gobierno del Estado,  a fin de contar con levantamiento físico de los insumos en mal estado.

Aclara que el almacén central cuenta con un programa y calendarización para recepción de pedidos y surtimiento a las unidades médicas de acuerdo a los consumos promedio mensuales.

Además se tiene un estricto control en lo que se solicita a proveedores, mismas que están indicadas en las adjudicaciones o compra consolidada, tomando en cuenta los consumos mensuales y existencias en unidades médicas.