PREVIENE SALUD VIOLENCIA EN CASI 2 MIL ADOLESCENTES Y JÓVENES

+Secretaría de Salud ofrece talleres en comunidades y escuelas para prevenir violencia sexual

 

La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado ofrece un espacio a adolescentes y jóvenes, para comprender el problema social que representa la violencia en las relaciones de pareja y la comunidad, mediante talleres en comunidades y escuelas sobre la violencia sexual, en los que han participado casi 2 mil mujeres y hombres integrados en más de 90 grupos.

           

Al indicar lo anterior, el Departamento de Salud Reproductiva de la dependencia estatal expone que el Programa de Violencia Familiar, realiza las estrategias de prevención de la violencia sexual en el ámbito comunitario y de la violencia en el noviazgo, a través de talleres a las comunidades o planteles escolares en el estado, de manera prioritaria en Colima, Manzanillo y Tecomán.

           

En el marco del próximo Día Internacional de la Mujer, el área de la Secretaría de Salud cita que en 2018 se impartieron talleres a mil 665 adolescentes integrados en 75 grupos; mientras que este año, al momento, se han integrado 16 grupos, con un impacto en 235 jóvenes.

           

Además, el año pasado se atendieron a 239 adolescentes mujeres en 14 grupos y 225 adolescentes hombres en 12 grupos con talleres en prevención de violencia sexual en el ámbito comunitario, así como a mil 201 adolescentes en 49 grupos con capacitación en prevención de violencia sexual en el noviazgo.

           

Este año, se han impartido talleres a tres grupos de 42 adolescentes mujeres y a tres grupos de 37 adolescentes hombres en prevención de violencia sexual en el ámbito comunitario, además de 10 grupos de 156 adolescentes en prevención de violencia sexual en el noviazgo.

           

Estos talleres para prevenir la violencia van dirigidos a adolescentes y jóvenes, de 12 a 24 años de edad, divididos en grupos etarios de 12 a 14, 15 a 17 y 18 a 24.

           

Cabe mencionar que con la implementación de estos grupos, el Estado contribuye al cumplimiento de la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y, a las metas del Instituto Nacional de Salud Pública y del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva.