JÓVENES CON COVID-19 TAMBIÉN ESTÁN FALLECIENDO: SSA

A pesar de reconocer que hay una alta incidencia de fallecimientos por complicaciones con el Covid-19 en personas adultas y con enfermedades crónico-degenerativas, la subdirectora de Epidemiología, Diana Carrasco Alcántar aseguró que también los jóvenes que están contagiados están perdiendo la vida.

 

Explicó que a lo largo de la pandemia se han registrado 404 casos en jóvenes de entre 15 a 29 años, actualmente están activos 93, 22 han requerido hospitalización y se ha presentado un fallecimiento, al complicarse con insuficiencia renal crónica e hipertensión.

 

Recordó que debido a varios factores los jóvenes también presentan enfermedades crónico-degenerativas, además de que hay un alto número de ellos con problemas de tabaquismo y de obesidad, lo que provoca mayor riesgo de complicársele la enfermedad.

 

Además, precisó, se han tenido defunciones en el grupo de 30 a 35 años. Esto reiteró debido a que en estos rangos de edades ya comienzan a observarse mayor incidencia en enfermedades como diabetes, hipertensión, asociados al tabaquismo, obesidad y en general una mala alimentación y falta de actividades físicas.

 

TRATAMIENTO CON PLASMA PARA ENFERMOS CON CORONAVIRUS

 

Diana Carrasco adelantó que el tratamiento con plasma para enfermos infectados por el virus SARS-Cov-2 ya fue aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), en donde aquellos enfermos de Covid-19 que se han recuperado pueden ingresar a un protocolo de donación de plasma.

 

Indicó que este tratamiento consiste en retirar sangre en el procedimiento de aféresis a los pacientes que ya son recuperados de esta enfermedad para poder con esto donarla a los pacientes que lo están combatiendo.

 

En este sentido, expresó, sí hay varias características que tenemos que tomar en cuenta, donde interfiere el peso, la talla del donador para saber cuántos mililitros de sangre pueden ser obtenidos para poder donarla a los pacientes con esta enfermedad.

 

Este tratamiento, enfatizó, está autorizado al Instituto del Seguro Social (IMSS), principalmente en las grandes ciudades como Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, aunque para la recolección y donadores si se puede hacer en otras unidades.

 

Señaló que para ser donador, primero se trata que hayan tenido Covid-19 y que esté documentado por una prueba, un resultado de PSR. Posteriormente lo que se hace es verificar que el paciente justamente ya sea negativo al SARS-CoV-2 y que en catorce días ya no tenga ningún síntoma compatible con esta enfermedad, que tenga buena salud y tenga entre 18 y 65 años.

 

 

Finalmente, expresó que otro requisito es el peso y la talla, es decir, que deben pesar más de 52 kilos y no presentar ninguna infección reciente, excepto la del SARS-CoV-2, pero ya con una evolución de recuperación.