IMSS PROMUEVE AUTOEXPLORACIÓN Y ESTILO DE VIDA SALUDABLE  PARA PREVENIR CÁNCER DE MAMA

En el marco del Día Mundial de Lucha Contra el Cáncer de Mama, el Hospital General de Zona (HGZ) No. 1, de la Delegación Colima del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), realizó jornadas educativas dirigidas a las y los derechohabientes, y al personal. El evento, realizado el pasado viernes 18, tuvo lugar en el Auditorio “Dr. Leonel Ramírez García”, del hospital en Villa de Álvarez.

 

Se abordaron temas como: ¿qué es el cáncer de mama?, autoexploración, importancia de la mastografía, patología de esta enfermedad, y la importancia del apoyo familiar a los pacientes.

 

El titular de la Jefatura de Prestaciones Médicas, Arturo Bojorquez Reyes, enfatizó que es posible reducir la probabilidad de que una mujer desarrolle cáncer de mama, para lo cual se recomienda adoptar conductas y estilos de vida saludables, mantener un peso adecuado, realizar actividad física cotidiana, evitar fumar y consumir alcohol.

 

Señaló que aunque es difícil que se presenten casos en los hombres, es importante que sepan identificar cualquier cambio o alteración en su cuerpo y, en su caso, acudir con el médico familiar para una valoración.

 

Por su parte, la coordinadora auxiliar médico de Salud Pública, Alma Rocío Monterrosa Galindo, mencionó que el Seguro Social realiza varias actividades de educación para  informar sobre el cáncer de mama, a través de la entrega de la Guía para el Cuidado de la Salud, sesiones informativas en las salas de espera, videos educativos para dar a conocer la forma, tamaño y textura normal de las mamas, y las técnicas y periodicidad de la detección.

 

Cuando se identifique alguna anormalidad en los senos se debe acudir, cuanto antes, con su médico familiar, y se recomienda a la mujer con factores de alto riesgo, que solicite cita con su médico para recibir consejería y una evaluación médica integral.

La detección del cáncer de mama se efectúa a través de la autoexploración, cada mes, a partir de los 20 años. La exploración clínica de la mama, cada año a partir de los 25 años de edad; la mastografía, cada dos años, de los 50 a los 69 años, y de los 40 a 49 años, en mujeres con antecedentes familiares directos de cáncer de mama, explicó.

 

La especialista resaltó que el Seguro Social proporciona atención oportuna y de calidad en la detección, diagnóstico y tratamiento de cáncer de mama. A través de los Programas Integrados de Salud (PrevenIMSS) se ofrece la información sobre la autoexploración de mamas, se realiza examen clínico y mastografía, como parte de la Atención Preventiva Integrada.

 

Mientras más oportuno sea el diagnóstico, mayores son las posibilidades de identificar el cáncer en una etapa en donde el tratamiento sea menos agresivo y con una mejor calidad de vida.