DESPUÉS DEL IMPACTO DE LA PANDEMIA TENDRÁ QUE HABER UNA NUEVA CULTURA DE SALUD EN EL ESTADO: SSA

La secretaria de Salud en Colima, Leticia Guadalupe Delgado Carrillo, ponderó que, ante el impacto de la pandemia en el mundo, al regresar a esa llamada “nueva normalidad” deberá estar acompañada de una nueva cultura de salud en todos los ámbitos, tanto personal, laboral como de convivencia social.

 

Mencionó que esta nueva cultura deberá ser más sana, con protección de las personas el cuidado extremo de quienes tienen mayor vulnerabilidad y sobre todo con estilos de vida saludables que favorezcan un ambiente propicio para el bienestar de la sociedad.

 

Obviamente, dijo, la salud es prioridad, porque es el mejor reflejo de la vida y sin perder de vista la economía de las familias.

 

La experiencia que se está viviendo -resaltó- para lograr una manera nueva de convivir en comunidad, es cuidándose unos a otros y practicando en todo lugar, escuela, trabajo y vida social, nuevos hábitos para protegerse.

 

Reconoció que las autoridades encargadas de la salud pública, en donde en coordinación con otras dependencias continúan trabajando en la definición de los pasos a seguir para que la reapertura de actividades económicas sea de manera gradual, ordenada y cauta.

 

Precisando que se ha avanzado en las etapas a seguir, señalando en cada una de ellas los indicadores cuyo cumplimiento harán subir el nivel de protección, seguridad y salud, para pasar de una a otra etapa.

 

Para quienes preguntan -explicó- de que depende para pasar de un estado de máxima alerta que sería rojo a otra de menor riesgo, naranja o amarillo y llegar a una de bajo riesgo que sería verde, comento que no es tarea fácil, por las implicaciones que tiene la salud en ámbitos económicos, sociales y hasta conductuales en las personas. Primero se analizan las formas de la transmisión comunitaria que tiene el virus en el estado y en cada municipio.

 

Esto, continuó, se refleja en el comportamiento de la curva de casos, se analiza la conectividad intermunicipal, ya que en zonas conurbadas es en donde existe la mayor dispersión del virus y contagios.

 

También se toma en cuenta el tamaño de la población, su densidad y capacidad resolutiva que tiene con infraestructura en salud existente en cada municipio.

 

Además, está el factor de la edad poblacional, es decir, la edad promedio en cada una de las municipalidades y en general del estado. Asimismo, la prevalencia de enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, obesidad y otras, porque acentúan la gravedad de los casos que se presentan a causa del Covid-19.

 

Señaló que en salud pública hay muchas actividades que se desconocen, que no se dan a la luz pública; sin embargo, son acciones y estudios necesarios e indispensables para la toma de decisiones.

 

Precisamente por lo anterior, abundó, levantar una contingencia como la que se vive o determinar su continuidad requiere de la aportación multidisciplinaria para la toma de las mejores decisiones pensando en el bienestar general, no solo en el particular o personal.

 

Informó que el día de ayer en sesión con el gobernador y el sector empresarial, se mostraron los indicadores a seguir para determinar el semáforo estatal a través de su nivel de riesgo, desde el máximo en rojo, al alto en naranja, moderado en amarillo y bajo en verde.

Resaltando que cada nivel estará ponderado por cuatro indicadores, que son la ocupación hospitalaria, la tendencia de hospitalización, la tendencia del síndrome Covid-19 y el porcentaje de positividad.

 

Mencionando que esto será discutido hoy mismo con el Comité Estatal de Seguridad en Salud, a fin de que el mandatario estatal pronuncie en estos días el semáforo epidemiológico para la apertura gradual, ordenada y cauta de algunas actividades económicas.

 

Desde hoy -dijo- eso no significa el levantamiento de la contingencia, mucho menos romper las medidas de prevención, pues se debe recordar que se sigue en la escalada de casos en la fase 2 y aún no se entra a la no deseada fase 3.

 

Pero lo fundamental, reiteró la funcionaria, la clave de todas estas decisiones está en ti, la decisión de aplicar con responsabilidad, respeto y permanencia de las medidas de prevención está en ti, cuidarte, independientemente de quienes no lo hacen está en ti, está en mí, está en todos, está en cada uno de nosotros.

 

Mantengamos -subrayó- el ánimo y la perseverancia para continuar con el esfuerzo para seguir con la protección del virus dentro de nuestro hogar con el lavado sencillo y poderoso de manos, el uso correcto de cubrebocas para amortiguar lo más posible la transmisión del virus.