DÓNDE ESTAMOS Y QUÉ SE ESPERA DE LA PANDEMIA PARA MÉXICO

+Una proyección de la mortalidad esperada por SARS-CoV-2, realizada por el profesor investigador de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Colima, Carlos Moisés Hernández Suárez, informó que en Colima se estima que haya por lo menos 813 decesos por Covid 19

 

 

El profesor investigador de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Colima, Carlos Moisés Hernández Suárez, informó que en Colima se estima que haya por lo menos 813 decesos por Covid 19, y hasta el mes de agosto presentaba un 40% de las muertes no contabilizadas.

 

Lo anterior, en su trabajo de investigación titulado “Dónde estamos y qué se espera de la pandemia para México”, una proyección de la mortalidad esperada por SARS-CoV-2.

 

La proyección del catedrático señala que el número de decesos por cada 1 mil habitantes en nuestro estado es de 1.035, lo cual lo posiciona en el número 11 a nivel nacional; siendo la Ciudad de México, la entidad con la mayor cantidad de fallecimientos, ya que registra 1.227 muertes por cada mil habitantes.

 

Explicó que “si asumimos que en la Ciudad de México todas las muertes por COVID-19 han sido contabilizadas, la epidemia ya tiene un 73% de avance. Si asumimos que el 25% de las muertes no fue contabilizado, la epidemia ya tiene un 97% de avance”.

 

Argumentó que actualmente “los ciudadanos y autoridades desean saber qué le espera a México por esta pandemia de COVID-19, y, sobre todo, cuando terminará”, razón por la cual decidió hacer este cálculo con base en las cifras oficiales de las autoridades del sector Salud.

El especialista detalló que “el R0 (número reproductivo básico) del SARS-CoV-2 es muy alto, lo que significa que poco puede hacerse para evitar el contagio, pero puede hacerse mucho para aumentar la probabilidad de sobrevivir a la infección: si podemos retrasar la infección por más tiempo, esto resultará necesariamente en una mejor distribución de la epidemia (aplanamiento de la curva) lo que evitará la saturación de los hospitales y una mayor posibilidad de atención médica”.

En ese sentido, refirió que aquellas regiones que han logrado mantener una baja incidencia, podrán beneficiarse del uso de personal médico y recursos, como ventiladores, de otras regiones en donde la epidemia terminará primero.

 

Finalmente, apuntó que el avance actual de la epidemia por estado, que hizo, consiste en una proyección basada en un seguimiento de los decesos.

 

“La línea de razonamiento es el paralelismo que debe existir entre la cantidad de decesos observados y la cantidad de decesos esperados. Dado que, por diversos motivos, la contabilidad de los decesos a causa de COVID-19 es deficiente, principalmente porque al principio no se podían identificar adecuadamente los casos, esta proyección depende de la cantidad de decesos que creemos que se ha sub-reportado”.

 

Carlos Moisés Hernández Suárez obtuvo su doctorado en estadística y biometría por la Universidad de Cornell en 1997 con la tesis Problems in the theory and application of models of infectious diseases. Actualmente es profesor investigador de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Colima la cual fundó en el año 2000. Ha sido profesor adjunto de las Universidades de Cornell y de Arizona (ASU). Fue el jefe del departamento de estadística y biometría del Centro Internacional para el Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) y asesora al Banco Mundial en temas relacionados con la pandemia en campos de refugiados. Es miembro del SNI desde 1997.