URGE MODIFICAR LA LEY ORGÁNICA DE LOS CONGRESOS Y LA APROBACIÓN DEL CÓDIGO NACIONAL DE PROCEDIMIENTOS CIVILES Y FAMILIARES: MIGUEL CARBONELL

+ Con base en los datos que proporciona el INEGI respecto al número de asuntos que atienden los tribunales del fuero común, el 38 por ciento de los procedimientos judiciales corresponden a lo familiar; y el 29 por ciento a lo civil, y sólo el 7 por ciento a lo penal

 

Ante la pandemia del SARS COV-2 o Covid 19 que abruma a los países para la toma de decisiones, el abogado Miguel Carbonell y doctor en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, manifestó que es urgente mejorar el ordenamiento jurídico mexicano, y actualizarlo en términos generales.

 

Señaló que en primer lugar es indispensable que se modifique la Ley Orgánica del Congreso de la Unión y las correspondientes legislaciones en cada una de las entidades federativas de los congresos locales, para permitir sesiones remotas, “la Suprema Corte ya lo está haciendo y se está situando en una postura de vanguardia, y los legisladores tienen que tomar nota, además lo están haciendo en otros países,  por lo que no es algo imposible”.

 

Sin embargo, lamentó que todavía haya quienes “argumentan que la ley los obliga a estar presentes en las sesiones, lo cual es un riesgo para ellos y sus familias, así como para sus asesores”.

 

Por lo anterior, sugirió que lo que se tendría que hacer primero es organizar una reunión con el quorum para llevar a cabo esta modificación en la ley orgánica del Congreso de la Unión y permitir las sesiones de manera remota, “así como lo hicieron para aprobar la ley de la amnistía”.

 

De igual forma, indicó que la segunda prioridad es exigir con urgencia que se presente la iniciativa y se apruebe a la mayor brevedad el Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares, ya que, con base en los datos que proporciona el INEGI respecto al número de asuntos que atienden los tribunales del fuero común, “el 38 por ciento de todos los procedimientos judiciales corresponden a lo familiar; el 29 por ciento a lo civil, es decir, que dos terceras partes corresponden a lo civil y familiar, y sólo el 7 por ciento son de lo penal, lo cual justifica esta urgencia”.

 

Agregó que aproximadamente en México “suman más de un millón de causas al año, los nuevos procedimientos judiciales en materia de lo familiar y lo civil”.

 

Por lo anterior, insistió en que “no podemos dejar que nuestros políticos sigan con sus inercias y sus temas irrelevantes, este país nos pertenece y está en nuestras manos”, e hizo un llamado a la ciudadanía para pedirles a los legisladores que hagan lo propio.

 

“Debemos contactar a los diputados y senadores, a través del correo electrónico y de las  redes sociales, para exigirles que como representantes populares se pongan a trabajar y dejen de lado las discordias, a nuestra clase política tan desprestigiada”, expresó.

 

El doctor apuntó que “la tecnología nos puede ayudar para lograr una impartición de justicia de mayor calidad y más asequible para todos y más al alcance de todos los ciudadanos y que se imparta de una forma más rápida”.

 

Finalmente reiteró que es urgente que la ciudadanía les exija a los legisladores, “a nuestros representantes populares, que aprueben las reformas y el código nacional de procedimiento civiles y familiares. Yo voy a hacer llegar mis propuestas en físico a nuestros poderes legislativos para que ya se pongan a trabajar”.