LAS CONTROVERSIAS FISCALES EN LA REFORMA 2020

Con las reformas 2020 a la Ley de Hacienda, se han generado una gran cantidad de controversias fiscales. Francisco Rubén Ayala Rojas, socio director de la firma Escat e integrante de la Comisión de Apoyo de la Gestión Independiente en la ciudad de Guadalajara, expuso que con el inicio de la pandemia se ha registrado un  incremento considerable en  el comercio digital.

 

Refirió que la utilización de las compras por internet como consecuencia de la situación que se vive en México y el mundo ha empujando a una discrepancia fiscal, lo que nos obliga a ser cuidadosos para no llegar a una distorsión fiscal.

Ayala Rojas expuso que en 2009 el comercio electrónico ascendía a 24 mil millones de pesos; mientras que en 2018 ascendió a 491 mil millones de pesos, destacando que en el 2019,  8 de cada 10 usuarios mayores de edad han realizado una compra en línea.

 

“La pandemia va a acelerar de manera importante estos procesos de compra”, puntualizó.

 

Manifestó que este incremento también se ha convertido en un riesgo para los usuarios, ya que según algunos estudios, el 62 por ciento de los usuarios tienen guardados sus datos personales en alguna plataforma y el 75 por ciento de las operaciones se pagan con tarjeta de crédito o debito.

 

“Hay que ser cuidadosos de qué es lo que estamos compartiendo, porque ahí es donde más se da el robo de identidad a través de las tarjetas, los fraudes y el abuso”, subrayó.

 

Explicó que lo que detonó todo esto desde hace cuatro o cinco años fueron los más sonados como: Google, Apple, Facebook y Amazon, plataformas  donde se genera comercio impresionante y que no se sabe exactamente en donde están pagando sus impuestos.

 

Señaló que se ha venido trabajando ya en la regularización de la economía digital y esta reforma 2020 es un empuje aún más fuerte para ello.

 

“No es una novedad para México, es algo que va en una secuencia de normatividad global y es el plan para las acciones de coherencia de sustancia y transparencia que regulan el tema de tributación a nivel internacional y global”, sostuvo.

 

Asimismo detalló que existe preocupación de parte de los gobiernos para que estas formas de comercio paguen impuestos, incluyendo las plataformas de servicios de streaming, para servicios de transporte de personas, plataforma de compraventa de bienes y su entrega, etc.

 

Comentó que lo medular de la reforma se da desde el Impuesto al Valor Agregado (IVA), porque hay dos contextos que van enfocados a la regulación de plataformas nacionales y del extranjero donde las obliga a efectuar pago por los servicios que hagan o que estén prestados en México.

 

“En servicios digitales, las empresas que presten servicios digitales en México, ahora causarán y deberán trasladar el IVA, estas son las que cobran una contraprestación; las que ofrecen descarga o acceso a imágenes, textos, películas, información, videos, audio, etc., excepto revistas y libros; Intermediación; clubes en línea y páginas de citas; la enseñanza a distancia o test de ejercicio”, explicó.