CUMPLE CONAPO 46 AÑOS DE CONDUCIR LA POLÍTICA DE POBLACIÓN EN MÉXICO

• Desde 1974, institución pionera en el desarrollo de acciones de planificación familiar

 

• Baja la tasa de natalidad de 6.62 en los años setenta, a 2.05 en 2020

 

• Disminución del embarazo adolescente y la erradicación del embarazo infantil, envejecimiento

 

poblacional y desplazamiento interno forzado, retos demográficos.

Desde su creación, el Consejo Nacional de Población (Conapo) se posicionó como una institución pionera en el desarrollo de acciones sobre planificación familiar y desempeñó un papel relevante en el país para la modificación de comportamientos y actitudes de las personas en torno al tamaño de la familia y los ideales reproductivos.

 

El 7 de enero de 1974 se publicaron en el Diario Oficial de la Federación las reformas y adiciones a la Ley General de Población, y por disposición de ésta, fue instalado el 27 de marzo del mismo año el Conapo.

 

Conformado por 19 instituciones y dependencias federales, un Consejo Consultivo Ciudadano y una Secretaría General, el Conapo tiene como objetivo la planeación demográfica del país para incorporar los aspectos del volumen, estructura, dinámica y distribución territorial en los programas de desarrollo económico y social que se formulen dentro del sector gubernamental y vincular los objetivos de éstos con las necesidades que plantean los fenómenos

demográficos.

 

Cabe señalar que en 1977 el consejo diseñó la primera Política Demográfica Nacional y Regional que detalló el objetivo de disminuir la tasa de crecimiento de habitantes en México, el primer Plan Nacional de Planificación Familiar y creó el Programa Nacional de Educación Sexual.

 

Estas acciones se implementaron a fin de contribuir a la toma de decisiones libres, responsables e informadas por parte de la población sobre el número y espaciamiento de sus hijas e hijos y cuatro décadas después, el resultado se ve reflejado en la disminución en los nacimientos por mujer de 6.62 en los años setenta, a 2.05 en 2020.

 

Los retos que plantea la dinámica de la población se han diversificado con el paso de los años y en la actualidad, los fenómenos demográficos que demandan atención prioritaria son los siguientes:

 

• La disminución del embarazo adolescente y la erradicación del embarazo infantil, problemáticas que limitan el proyecto de vida y las oportunidades de desarrollo de niñas, adolescentes y jóvenes y que son atendidas por la Estrategia Nacional para la Prevención de Embarazo en Adolescentes (ENAPEA).

Dicha estrategia, coordinada por la Secretaría General del Conapo, incluye políticas para difundir el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de este grupo de la población y prevenir y atender la violencia sexual contra las niñas, la cual se coloca como una de las principales causas de embarazo infantil.

• Otro de los retos demográficos que enfrenta el país es el envejecimiento poblacional, pues los datos de las  65 años y más, que pasó de representar 6.9 por ciento en 2016 a 16.8 en 2050 respecto al total de los habitantes.

 

Esta transición demográfica requiere asegurar las condiciones sociales, económicas y de salud que propicien el proceso de envejecimiento activo de las personas a efecto de lograr la plena inclusión, no discriminación, integración y participación de las personas mayores en la sociedad.

 

• Y finalmente, el desplazamiento interno forzado, un fenómeno emergente y poco documentado, el cual, debido a su estrecho vínculo con la violencia, impacta la calidad de vida y el bienestar de las personas, amenaza el aprovechamiento del potencial productivo, social y cultural del país y limita el pleno goce de los derechos humanos de las y los mexicanos.

 

 

A 46 años de su instalación, tanto las instituciones y dependencias que integran el Conapo como los Consejos Estales de Población (Coespo) y Organismos Equivalentes encargados de conducir e instrumentar la política de población en las entidades federativas, trabajan con perspectiva de derechos humanos, enfoque de género, curso de vida e interculturalidad para que nadie sea dejado atrás.