OBRAS INCONCLUSAS GENERAN MOLESTIA EN VECINOS DE SUCHITLÁN

Vecinos de las calles Clavel y Atmosférica expresaron su molestia ante la gran cantidad de polvo y consecuencias de salud que se han generado en los habitantes debido al retraso en las obras que desarrolla el gobierno municipal a través de alguna de las constructoras a las que asigna el mantenimiento o construcción de sus vías de infraestructura urbana.


Señalaron que aunque están conscientes de que se trata de trabajos positivos para el mejoramiento del desarrollo urbano, siendo sin duda uno de los objetivos principales de estas entidades de gobierno, señalaron que ya se rebasó el tiempo en que debieron de ser ejecutadas.


Comentaron que los mismos visitantes se quejaron en su momento de la obstrucción de la calle Galeana con una maquina de trascabo y anuncios de cerrada la vialidad y por el tiempo que llevaban reconstruyendo algunos tramos del empedrado entre la calle Clavel y Jazmín por la Galeana.


Al parecer esta obra se había contratado con la condición que no afectara la vialidad el fin de semana y aunque efectivamente se ha abierto los domingos, no se ha retirado todo el escombro y eso además del polvo y la tierra que genera molestias a los vecinos.


Otro problema que es la falta de señalización para proporcionar una información determinada, especialmente las señales de tráfico que regulan la circulación y para ellos algunos propietarios de los restaurantes comentaron que ellos podrían apoyar.


Los vecinos de la calle Clavel entre las calles Galeana y Atmosférica solicitan al alcalde que de favor envíe a su personal o a quien corresponde a recoger la tierra y escombro que dejaron en la obra que llevaron a cabo, porque hay partes donde existe una capa de polvo y tierra de más de 10 cm de espesor.


Hay montículos de tierra ya endurecida y pozos para reparar, unos grandes baches bajo un árbol de colorín.


Los vecinos de la calle Atmosférica comentaron que hace ya bastante tiempo llegaron los empedradores del Ayuntamiento de Comala, al parecer se identificaron como de servicios públicos que iban a reparar esos baches y se pusieron a escarbar para la reparación uno o dos días, pero llegaron otros con la camioneta y se los llevaron dejando inconcluso y con ello la tierra y polvareda que molesta a los vecinos.

 


Lo mismo sucedió por la calle Dalia, a la altura de la bajada y antes de llegar al arroyito.