LA CIUDADANÍA DE COLIMA PAGABA EL RASTRO  MUNICIPAL, Y YA NO LO VAMOS A PERMITIR LOCHO

+ El edil comentó que la procesadora de carne operaba con recursos que provenían de la población; ahora el Ayuntamiento de Coquimatlán lo administrará 

 

El presidente municipal de Colima, Leoncio Morán Sánchez, argumentó que la procesadora de carne operaba con recursos que provenían de los impuestos que pagaba la ciudadanía, lo cual representaba un gasto importante.

 

“Ustedes los ciudadanos le daban un dinero a la procesadora, para que los particulares pudieran realizar la matanza en ese lugar. Ese recurso empezó como un millón de pesos, y luego 4 millones de pesos, y hoy casi 25 millones de pesos”, señaló.

Comentó que “nosotros como ciudadanos no podemos seguir patrocinando eso, por eso como gobierno se tomó la decisión de cerrarla”.

 

El edil capitalino aseguró que el tema de la procesadora se ha manejado de manera responsable desde que llegó al Ayuntamiento, sin embargo, precisó que la problemática se venía dando desde hace más de 17 años, con la cual lidiaron sus antecesores “como Enrique Michel, Carlos Vázquez, porque ya representaba un subsidio”.

En ese sentido, dijo estar convencido de que con el cierre de la procesadora de carne, se beneficiará a la población, ya que antes “quienes tenían el beneficio económico eran los empresarios introductores, porque les costaba mucho más barato, representaba un costo menor, y tenían una ganancia mayor”.

 

Referente a los 70 empleados que se desempeñaban en el rastro, afirmó que  “todos los trabajadores de la procesadora, ahora están reubicados en el Ayuntamiento de Colima, sin problema, el problema se suscitó cuando alguien empezó a calentar las cosas por algún interés en particular”.

 

Leoncio Morán mencionó que incluso los diputados de la fracción mayoritaria del Congreso, lo llamaron a comparecer, lo cual es “anticonstitucional, cuando saben perfectamente que no pueden mandar llamar a ninguna autoridad municipal, por un tema meramente administrativo, y no sé si cometieron el error o de manera dolosa nos envían el citatorio”.

 

Por lo anterior, dijo que se dio a la tarea de informar a los ciudadanos que no se iba a presentar en el pleno, “porque es totalmente ilegal la convocatoria que me hicieron”.

Finalmente, reafirmó su compromiso de ver el bienestar de la ciudadanía, “es un tema de austeridad, es un tema de responsabilidad, de administrar el recurso de ustedes los ciudadanos de manera eficiente. Esos 25 millones de pesos se irán dejando de pagar, y al final del camino el beneficio real de este recurso lo va a tener completamente la próxima Administración, ni siquiera la Administración nuestra”.