EL PUERTO DE MANZANILLO SE RECUPERA Y ESTÁ LISTO PARA EL INCREMENTO DE MOVIMIENTO DE CARGA, A PESAR DEL COVID-19

+ En marzo la carga bajó un 40%, sin embargo, desde hace unas semanas, los movimientos empezaron a fluir y la Comunidad Portuaria está preparada para este repunte, señaló Héctor Mora, director General de la Administración Portuaria Integral (API) Manzanillo.

 

 

El Grupo T21, conformado por algunos actores de la Comunidad Portuaria, informó que, aunque el puerto de Manzanillo ha disminuido sus cargamentos debido a la pandemia por el COVID-19, durante el primer trimestre de este año, han comenzado a recuperarse.

 

En ese sentido, señalaron que continuarán trabajando para que las operaciones se vean lo menos afectadas, atendiendo las indicaciones sanitarias dictadas por las autoridades de salud federales.

 

Al respecto, Héctor Mora, director General de la Administración Portuaria Integral (API) Manzanillo, destacó la unión y comunicación de la Comunidad Portuaria, la cual preside.

 

Asimismo, enfatizó que ante la pandemia, han trabajado en vertientes operativas, comerciales y de movilidad, con el apoyo de los responsables de cada área, quienes han permanecido en constante comunicación vía remota para atender la continuidad del negocio en el puerto.

 

Detalló que la mayoría de las decisiones que se toman son con base en las inquietudes de los integrantes de la Comunidad Portuaria, a quienes se les ha estado informando sobre el flujo de mercancías atendidas en el puerto, y luego de haber identificado la carga detenida en Asia y otros puertos con conexión a Manzanillo, han comenzado a arribar después de los paros registrados a inicios de la pandemia.

 

Héctor Mora comentó que en marzo la carga bajó un 40%, sin embargo, desde hace unas semanas, los movimientos empezaron a fluir y la Comunidad Portuaria está preparada para este repunte.

 

“Estamos desarrollando el clúster logístico de 70 hectáreas que durante años se abandonó y ahora se está retomando; como API estamos por abrir el centro regulador del transporte, y gracias a esta comunidad, estamos resolviendo problemas”, dijo.

 

Cabe señalar que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dan cuenta de una baja de 8% en el movimiento total de carga en el puerto de Manzanillo, mismo que, con excepción en un alza en granel agrícola, sufrió decrementos en rubros como la carga general suelta, carga contenerizada, granel mineral y petrolíferos, aunque esto no fue tan pronunciado, en perspectiva de la Comunidad Portuaria.

 

En contenedores, el puerto decreció un 6.4 por ciento.

 

Por su parte, Angélica Barajas, representante de la Asociación Mexicana de Agentes Navieros (Amanac) en Manzanillo, recalcó que el puerto opera normalmente de acuerdo con las condiciones sanitarias dictadas por la Secretaría de Salud, lo cual además refuerza la medida tomada respecto de que las tripulaciones de los barcos no descienden a puerto y esto ayuda a evitar los contagios del nuevo coronavirus.

 

Coincidió también en que el puerto ha experimentado una disminución en flujos de carga derivado de la pandemia, lo cual es atribuible en parte a las salidas en blanco, que las principales navieras mundiales que arriban a Manzanillo tuvieron que implementar ante la falta de carga, principalmente en Asia, para llenar los barcos, una medida que se está normalizando y la carga contenerizada comienza a arribar al puerto colimense.

 

En ese contexto, Raúl Sandoval, gerente de Recinto Fiscalizado de Terminal Hazesa, reconoció que en materia sanitaria, el puerto no está en su mejor momento, debido al COVID-19, pero hizo hincapié en las medidas tomadas por las terminales portuarias donde es una prioridad la salud del personal, por lo que no se ha escatimado en recursos y esfuerzos.

 

Durante su participación, José Humberto López, Presidente de la Asociación de Agentes Aduanales del Puerto de Manzanillo (Aaapumac), opinó que la productividad del puerto continúa en niveles internacionales pese a la pandemia, gracias a la infraestructura con la que cuentan, tanto el puerto como las terminales, e invitó al sector empresarial a seguir confiando en el puerto de Manzanillo para el movimiento de sus cargas.

 

En ese sentido, destacó la actuación de las más de 200 agencias aduanales que conforman la comunidad aduanera de Manzanillo, las cuales no han despedido a su personal pese a la baja en la actividad y las cuales han reforzado todas las medidas necesarias para mantener sanitizadas sus instalaciones, y así resguardar la salud de sus trabajadores.

 

En su intervención, Yax Tzel Nolasco, Presidente de la Unión de Transportistas de Carga de Manzanillo (UTCM), notificó que no se tiene conocimiento de ningún caso detectado o positivo al COVID-19 entre los operadores de autotransporte de la UTCM, puesto que también los clientes han tomado medidas más estrictas para evitar los contagios.

 

Por otra parte, lamentó que los robos al autotransporte se hayan incrementado, sobre todo en la ruta hacia Guadalajara y hacia otros puntos, donde incluso cambian horarios y rutas, evitando circular por estados como Guanajuato, donde se han recrudecido los ataques al autotransporte.

 

Respecto de la operación ferroviaria, Hoshi Jurado, Subdirectora Comercial Intermodal de GMXT, argumentó que este servicio no ha tenido ninguna disrupción y las dos corridas que parten del puerto de Manzanillo se han mantenido de manera habitual, tanto a Guadalajara, como al centro y Bajío del país, aunque sí con una reducción en los flujos de carga en contenedores, sobre todo en el mes de abril.

 

Pese a ello, dijo que GMXT tuvo “un buen trimestre” con un cierre de 10 mil contenedores adicionales respecto del primer trimestre de 2019, incluso destacó que la participación del ferrocarril en cuanto al desalojo de carga alcanza ya un 25% de participación en comparación con el 19% de años anteriores.

 

Ante los incrementos en el flujo de las mercancías provenientes de Asia y otros puertos, mencionó que por ahora la empresa que representa trabaja a un 60% de su capacidad, por lo que podrá atender el incremento de los flujos de carga, toda vez que aunado a su capacidad restante, cuenta con equipo detenido que se había adquirido previo a la pandemia.

 

Bajo este escenario, todos los actores de la Comunidad Portuaria, que incluye a la API, autoridades como Aduana, Senasica, prestadores de servicios como navieras, ferrocarriles, autotransporte, ferrocarril y agentes aduanales, entre otros, coinciden en que el puerto de Manzanillo ha estado operando de manera responsable durante el confinamiento a causa del COVID-19, y cuenta con la infraestructura, equipamiento y comunicación para seguir ofertando servicios en un nivel óptimo, por lo que conminaron a importadores y exportadores a mantener sus operaciones por el recinto.