COLIMA, RUMBO A LA VANGUARDIA TECNOLÓGICA DEL 5G

+ Luis Alberto Alonso Magaña, director de Tegacable Canal 22 de Quesería, señaló que la implantación de la red móvil de quinta generación cambiará la manera de comunicarnos de forma positiva, y multiplicará la capacidad de las autopistas de la información, ya que permitirá navegar hasta a 10 GBps (gigabytes por segundo), 10 veces más rápido que las principales ofertas de fibra óptica del mercado.

  

Para Luis Alberto Alonso Magaña, director de Tegacable Canal 22 de Quesería, el reto más grande que tiene el estado, para lograr estar a la vanguardia en tecnología, es la gestión de recursos económicos, para seguir ofreciendo el servicio de internet gratuito a la población en espacios públicos, “en estos tiempos de pandemia, hemos visto que muchas personas se van a estos lugares, a los parques y jardines a hacer sus tareas, porque no tienen señal en sus casas”.

 

En ese sentido, señaló que el gobierno deberá planificar cómo invertir en infraestructura tecnológica, la cual va a demandar recursos económicos muy altos, “es cuestión de dinero, de inversión, porque la tecnología ya la tenemos en México, y se puede traer también de otros países como de Estados Unidos o China, pues ya no es como antes, ya no es tan costoso”.

 

Asimismo, dijo estar convencido de que la pandemia vino a aumentar el uso de las tecnologías y a acelerar los procesos, ya que “prácticamente ahorita todo lo podemos hacer en línea, como pagos y compras, los cuales se multiplicaron hasta en un 300%”.  

El director de Telecable abundó que además, esta situación también nos está obligando a mejorar los sistemas de telecomunicaciones, ya que “entre más usuarios y equipos haya conectados a la red, el ancho de la banda tendrá que ser mayor”.

 

Recordó que al inicio del ciclo escolar 2020-2021 colapsaron algunos sistemas de comunicación y varias plataformas y aplicaciones digitales, como Zoom, “porque eran muchos los que estaban usándolas”.

 

El ingeniero explicó que la banda ancha del internet funciona de forma similar a una autopista, “si tenemos una carretera con dos carriles de ida y dos de venida el flujo de autos será rápido, pero entre más vehículos haya, circulando por minuto, el tráfico se va volver más lento; eso es lo que pasó al inicio de las clases de forma virtual”.

Estimó que en un par de años, una familia en una casa va a necesitar un internet de entre 40 y 50 megas por segundo y la actual red no va lograr dar abasto, entonces las empresas de telecomunicaciones van a tener que multiplicar el ancho de banda para poder atender la demanda.

 

En ese sentido, comentó que ocurre un fenómeno curioso en las grandes ciudades, ya que hasta en la noche es cuando se satura la red, debido a que la mayoría de las personas ya están descansando en sus casas, y usan sus dispositivos como entretenimiento; sin embargo, en la provincia, en las ciudades más pequeñas, la demanda del internet es alta durante el día, lo cual supuso que se debe a que hay más personas que se quedan en casa la mayor parte del día.

 

Calculó que aproximadamente en cada hogar hay en promedio 5 dispositivos, entre pantallas Smart, teléfonos celulares, computadoras y tabletas electrónicas, por lo que si todos utilizan al mismo tiempo este tipo de aparatos, no será suficiente la banda ancha del internet, ya que “estarían demandando más de 10 megas por segundo”.

 

Por lo anterior, Alonso Magaña informó que ya se está trayendo la tecnología 5G al estado, con la finalidad de hacer más eficiente el servicio de las telecomunicaciones y evitar que colapsen las plataformas.

 

“Lo que va hacer la tecnología 5G es que va aumentar el ancho de la banda. Normalmente las empresas de internet ofrecen hasta 10 megabits por segundo para una casa habitación, pero cuando la necesidad de trabajo es mayor no alcanza y tienen que solicitar un servicio de 15 megas o 20 megas; entonces con la 5G vamos a poder seguir navegando en internet con la misma cantidad de megas, pero con una banda más ancha, lo que nos va a servir para que no se caiga la red”, explicó.

 

Referente al equipo que se requiere para usar la tecnología 5G, señaló que es necesario la instalación de más antenas, “porque para que fluya la señal de comunicación se ocupa que estén más cerca una de la otra”. 

 

En cuanto a los costos, precisó que la infraestructura para una antena, con todo el equipo, oscila entre los 800 mil y 1 millón de pesos.

 

 

Finalmente, apuntó que la implantación de la red móvil de quinta generación cambiará la manera de comunicarnos de forma positiva, y multiplicará la capacidad de las autopistas de la información.