VIOLENCIA Y DELINCUENCIA, PROBLEMAS DE GOBERNABILIDAD EN COLIMA: VLADIMIR

Coordinador de Morena lamentó el fracaso de SSP para reducir incidencia delictiva

 

El Diputado Vladimir Parra Barragán, Coordinador de Morena en el Congreso local, señaló que violencia y delincuencia son los principales problemas de gobernabilidad en nuestra entidad y dijo que la percepción de inseguridad entre la ciudadanía creció de 56.5% en 2015, a un 77.8% al mes de abril del presente año.

 

Durante la comparecencia del Secretario de Seguridad Pública, Enrique Alberto Sanmiguel Sánchez, recordó que el Gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez estableció en sus metas para 2021 que reduciría 10% la incidencia delictiva y de homicidios dolosos y evidentemente ha fracasado en ese objetivo.

 

Inquirió a Sanmiguel si realmente tiene claridad en alguna estrategia efectiva para disminuir la delincuencia en la entidad y elevar los niveles de inseguridad, como prometió en campaña el titular del Poder Ejecutivo.

 

El legislador  dijo que los colimenses necesitamos resultados reales y palpables, la ciudadanía tiene miedo y no podemos dejar de observar la inseguridad que hay en Colima y la falta de capacidad de los cuerpos de seguridad para hacer frente a los delincuentes.

 

“Necesitamos saber si el presupuesto destinado para seguridad pública se ha aplicado en lo que realmente es importante, para lo que fue aprobado”, añadió Parra Barragán.

 

Preguntó qué ha hecho la administración estatal y la SSP para corresponder a los esfuerzos del Gobierno federal y qué acciones propias ha llevado para atender la creciente inseguridad en que vive nuestro Estado.

 

Vladimir Parra reconoció que la seguridad pública es una tarea prioritaria todos los días, que requiere estrategias y constancia, y cuestionó a Sanmiguel en qué momento la dependencia a su cargo hará efectiva la promesa de campaña de su jefe Ignacio Peralta: vivir felices y seguros.

 

Recordó que de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en lo relativo a presuntos delitos por cada 100 mil habitantes, a septiembre de este año, Colima cerró a la cabeza con 268.1 casos, cuando la media nacional es de 131.8; es decir, al doble de la media nacional.

 

Sobre homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, a septiembre de 2019, Colima también tiene primer lugar con 8.7 casos, cuando la media nacional es de 2.2. Es decir, tres veces más que el promedio nacional, cifras totalmente alarmantes. Dijo que hasta septiembre del presente año, se han registrado 557 homicidios dolosos, con un aumento considerable respecto al año pasado, que en el mismo periodo se tenían 518 homicidios.

 

Por otra parte, de enero a mayo de 2019, Colima cerró entre otros delitos relevantes, con un feminicidio, diez secuestros y 173 delitos contra la libertad y la seguridad sexual, de los cuales 51 fueron violaciones, además 3,144 robos, 23 extorsiones, y 813 de narcomenudeo, entre otros.

 

En materia laboral, de dignidad y derechos humanos, Vladimir Parra expresó su preocupación porque a las y los policías estatales, que a diario enfrentan a los delincuentes, son a quienes más se les cometen atropellos al privarlos de seguridad social efectiva, remuneración adecuada y proporcional a sus atribuciones y riesgos.

 

“A eso se agrega la carencia de equipamiento idóneo, de capacitación, con horarios inhumanos en los que trabajan 24 horas continuas por 24 horas de descanso, y que en ocasiones por insuficiencia de elementos se tienen que prolongar sus horarios por más tiempo, aún”.

 

El coordinador legislativo de Morena se pronunció por mejorar las condiciones de las y los policías y para eso se debe conocer el aspecto presupuestal y se transparente el gasto público en materia de seguridad y de manera particular la nómina; “cómo es posible que se destinen tantos recursos públicos a la nómina de la policía si sus sueldos son tan bajos”, cuestionó.

 

Por otra parte, Parra Barragán preguntó al Secretario de Seguridad Pública sobre el lamentable hecho en el que un menor de edad fue lesionado de gravedad por elementos adscritos a la Policía Estatal, teniendo como resultado que el menor perdiera movimiento en su cuerpo.

 

Lo anterior, cuando el auto en el que viajaba fue objeto de persecución policiaca, aun cuando el vehículo de la corporación no se encontraba pintada en la forma habitual, sino que parecía un carro particular, por lo cual, ante el riesgo que sintieron los menores de que pudieran ser víctimas de un hecho delictivo, optaron por no detener la marcha y ante la negativa, los policías indebidamente dispararon a los tripulantes, con el resultado tan doloroso ya conocido.

 

Sobre el tema, Vladimir Parra cuestionó al Secretario de Seguridad Pública por qué no pintan sus patrullas, cuál es el protocolo a seguir por la autoridad policial en las persecuciones, cuántos nuevos policías estatales se tienen a la fecha en Colima y qué se ha hecho para que la violencia y la delincuencia dejen de ser los principales problemas de gobernabilidad en Colima. “Esperamos sus respuesta”, le dijo para concluir.