UNA INICIATIVA QUE PROPONE DEROGAR, MODIFICAR Y ADICIONAR DIVERSAS DISPOSICIONES AL ARTÍCULO 96

La Diputada única de Movimiento Ciudadano Colima, Ma. Remedios Olivera Orozco, presentó al Pleno del Congreso del Estado de Colima, una iniciativa que propone derogar, modificar y adicionar diversas disposiciones al artículo 96 de la Ley de Hacienda para el Municipio de Colima, relativo al derecho de recolección, traslado y disposición de residuos sólidos. 

 

 

De acuerdo a dicha disposición, quienes realicen actividades comerciales, industriales o de prestación de servicios que cuenten con licencia municipal de funcionamiento, así como de fraccionamientos no municipalizados que requieran los servicios de recolección y traslado de residuos sólidos no peligros en forma permanente, deberán celebrar un contrato con el Ayuntamiento de Colima, en el cual se fijará la forma en que se prestarán éstos, cobrándose con base en el volumen,  de tal manera que se establezcan las siguientes tarifas: 

 

 

Por tonelada, 0.50 UMAS; por metro cúbico compactado, 0.40 UMAS; por metro cúbico sin compactar, 0.20 UMAS; por cada tambo de 200 litros, 0.04 UMAS ; por cada contenedor, 0.80 UMAS.

 

 

Lo anterior debido a que el pasado 6 de Octubre de 2018, se publicó en el Periódico Oficial del Estado de Colima, el Convenio de coordinación para el manejo integral de los residuos sólidos urbanos y de manejo especial, celebrado entre el Poder Ejecutivo del Estado de Colima y el Municipio de Colima, celebrado 24 de septiembre de 2018. 

 

 

De acuerdo a los antecedentes del convenio, las principales causas relacionadas con la problemática del manejo de la basura provienen de la falta de un proyecto a largo plazo y de una coordinación ejecutiva única que garantice que ese manejo y gestión sean eficientes, argumentó la legisladora.

 

 

Además, otro de los factores que han impedido que se lleven a cabo acciones pertinentes para el tratamiento de los residuos sólidos, son los cambios políticos que de alguna manera impiden una continuidad en los planes y programas estructurados previamente, menciona la diputada.

 

 

Asimismo consideró que no existe la infraestructura necesaria y esta limitado el acceso sobre los recursos materiales y humanos para el manejo de los desperdicios. 

 

 

Recordó que el Ayuntamiento de Colima hasta antes de la celebración del convenio, había brindando la prestación del servicio público de disposición final de residuos, a la totalidad de municipios de la Zona Metropolitana.

 

Sin embargo, al carecer de los ingresos por concepto del pago de disposición final por parte de los demás municipios e, incluso, de la propia insuficiencia presupuestal del Municipio de Colima, se originó una situación que rebasó la capacidad de respuesta del municipio en el relleno sanitario.

 

Por lo anterior, la legisladora propone que el servicio de recolección de basura deje de ser gratuito para los empresarios que realicen actividades comerciales, industriales o de prestación de servicios, así como los fraccionamientos no municipalizados, ya que las actuales condiciones por las que se otorgará el servicio de tratamiento de residuos sólidos, genera al municipio un compromiso adicional de pago a favor del Ejecutivo del Estado.

 

La diputada explicó que el Convenio de Coordinación establece en su cláusula Séptima que durante los primeros 12 meses de vigencia, el municipio pagará de manera mensual al Ejecutivo Estatal la cantidad equivalente a 1.75 UMA como costo por tonelada depositada en el sitio que este designe; por el siguiente periodo de 12 meses, la cantidad equivalente a 1.98 UMA como costo por tonelada; por el siguiente periodo de 12 meses, deberá pagar de manera mensual  la cantidad equivalente a 2.24 UMA por tonelada depositada. 

 

Una vez terminado el periodo de 36 meses, deberá pagar al Ejecutivo del Estado, la entidad de 2.48 UMAS. Es decir, el Municipio pagará por el servicio de depósito de residuos sólidos, una cantidad mayor a la establecida en la Ley de Hacienda para los establecimientos.