PIDEN PESCADORES DE CUYUTLÁN APOYO DE LA DIP CLAUDIA YÁÑEZ PARA  QUE INTERVENGA EL GOBIERNO EN LA REVITALIZACIÓN DEL CUERPO DE AGUA

·Denuncian que obras de infraestructura mal realizadas y carentes de supervisión generan daños ecológicos y ambientales que propician ecocidio y mortandad de especies pesqueras.

 

· Lideresa de pescadores dice que: –“se ha ido agravando la situación en Cuyutlán desde que se construyó la Regasificadora y el Puente Tepalcates II; es alarmante el brutal azolvamiento”.

 

La diputada federal Claudia Yáñez Centeno secretaria de la Comisión de Pesca, por invitación de organizaciones pesqueras del puerto de Manzanillo y de comunidades costeras aledañas en el estado de Colima, acudió este fin de semana a conocer de primera mano los daños ecológicos y ambientales que empresas particulares contratadas por dependencias gubernamentales están generando al ecosistema y a la productividad pesquera de la laguna de Cuyutlán, con obras de infraestructura mal realizadas y carentes de supervisión.

 

Ante las demandas presentadas por pescadores afectados, la legisladora federal por Colima, acompañada por la directora de la Comisión Nacional de Agua (CONAGUA) en el estado, Tania Román Guzmán, recorrió a bordo de embarcaciones menores el vaso II de la laguna de Cuyutlán, en el municipio de Armería, donde a ambas les fue explicado que diferentes proyectos industriales y portuarios han dañado seriamente la laguna, hasta convertirla en un lugar azolvado, con escasa vida pesquera, manglares agonizantes y otras afectaciones no atendidas por el gobierno federal.

 

“Nuestro propósito es presionar la intervención de las autoridades correspondientes, que han hecho caso omiso de anteriores peticiones; por eso le pedimos a la diputada Claudia Yáñez Centeno que viniera a conocer la situación para que nos apoye, porque aquí se está propiciando un ecocidio con la mortandad de especies pesqueras”, dijo  María del Carmen Velasco Chávez (Mela), presidente de la Federación de Cooperativas de Pescadores de la Laguna de Cuyutlán, pronunciamiento que fue respaldado por integrantes de la cooperativa Productores de Maricultura de la Laguna de Cuyutlán.

 

Remarcó Mela, la lideresa de los pescadores de la región, que –“han pasado varios años desde que se construyó la Regasificadora y posterioremente el Puente Tepalcates II; se ha ido agravando la situación para quienes vivimos de la pesca aquí; es una situación de alarma por el brutal azolvamiento que da lugar a la escasez de especies, que incluso ni con acuacultura se dan los peces ni camarones, que se mueren, por lo que es un imperativo rehabilitar la laguna, revitalizarla, para que recupere sus condiciones naturales”, dijo.

 

A la diputada Claudia Yáñez Centeno le mostraron durante el recorrido por la subcuenca de Cuyutlán varios tipos de daños:

 

I.- El vertimiento de aguas negras de zonas habitacionales, que afectan notoriamente la calidad del agua, que además es contaminada por la termoeléctrica.

 

 

II.- Azolvamiento en grandes superficies del cuerpo de agua, que en partes presenta profundidades de apenas 40 centímetros.

 

III.- Contaminación por gaviones con alto grado de oxidación en los bajos del Puente Tepalcates II.

 

IV.- Deforestación de los manglares, que es la vegetación característica del ecosistema en la región. (El manglar protege a las larvas y estadios juveniles de varias especies con relevancia comercial como peces, moluscos y crustáceos). La Laguna de Cuyutlán se considera como un corredor biológico para diferentes organismos en el estado de Colima, corredor que a gran escala inicia en la Sierra de Manantlán y termina hasta la costa en la Laguna de Cuyutlán;  la superficie de manglar en esta zona se reduce dramáticamente cada año.

 

La diputada Claudia Yáñez señaló que se trata de una problemática añeja y como parte de su gestión legislativa, ella misma ha enviado oficios y cartas de petición a diferentes autoridades, entre ellas a la Presidencia de la República, SCT, CONAGUA, CFE y ha tenido varias reuniones con cada uno de ellos, para que se atienda.

 

Además, indicó que se está pidiendo información sobre dos largos tubos de fierro oxidados, de 12 pulgadas de diámetro  que dejó la CFE hace más de 20 años y que obstruyen el tránsito de las lanchas pesqueras, propician accidentes e impiden el libre flujo y reflujo del agua en la laguna.

 

Al hacer un balance del recorrido, la diputada Claudia Yáñez Centeno recordó que un reporte de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) reconoce como impactos directos que afectan a la laguna de Cuyutlán, los siguientes:

 

· Relleno de áreas de la laguna

 

· Construcción de obras de ingeniería en la laguna

 

·  La laguna ha sido modificada por obras de infraestructura realizadas para brindar servicios al puerto. Estas obras han provocado la disminución de la circulación del agua y modificaciones en las características físicas y químicas del cuerpo lagunar

 

·Modificación de corrientes de agua por la apertura de canales de comunicación con el mar.

 

· Azolvamiento, derivado de la apertura de ventanas para suministrar agua que enfríe las turbinas de la planta termoeléctrica

 

· También hay azolvamiento de los canales de comunicación de la laguna de Cuyutlán con el mar, por ejemplo en el canal de Tepalcates

 

· Dragados en la laguna

 

Al término del recorrido la diputada por Colima dijo que se convocará a una reunión interinstitucional en que participen representantes de SADER, CONAPESCA, SCT, CFE, CONAGUA, SEMARNAT-PROFEPA, API-Manzanillo, el gobierno del estado de Colima, el Ayuntamiento de Manzanillo, los dirigentes de las cooperativas pesqueras de la región, entre otras, y se está pidiendo a CONAGUA que, mientras tanto,  muestre los estudios sobre la calidad del agua que realizan cada tres meses.