NEGARSE A MODIFICAR ACTAS APROBADAS FUE LA CAUSA DE SU DESPIDO ASEGURA EX DIRECTOR DE PROCESO LEGISLATIVO DEL CONGRESO DEL ESTADO

*Asegura que el diputado Miguel Ángel Sánchez Verduzco siempre trató de desacreditar su trabajo.

 

Romualdo García Mejía, quien fungió como Director de Proceso Legislativo en el Congreso Local y que fue destituido de su cargo por supuestas irregularidades, aseguró que la verdadera causa de su despido fue el haberse negado a modificar actas que ya estaban aprobadas, firmadas y subidas en la página oficial. 

 

Por lo que asegura que la determinación de la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios fue una decisión fuera de lugar. 

 

Denunció que el mismo presidente de la Comisión, Miguel Ángel Sánchez Verduzco le solicitó que alterara el acta de la Sesión número 13, con fecha del 8 de julio (con posterioridad a la sesión donde se autorizó el préstamo al Gobierno del Estado).

 

Explicó que 19 de julio se llevó a cabo la sesión número 14 y en ella algunos diputados solicitaron la lectura del acta de la sesión anterior, lo cual fue negado por el voto de la mayoría, del mismo modo se aprobó. 

 

“Ahora uno de los diputados que votó a favor dice que no le parece lo que dice el acta, aún cuando ya fue aprobada”, declaró.

 

“Me dice, no estoy de acuerdo en lo que dice y te instruyo a que le modifiques, a lo que yo le digo que ya no se pueden hacer cambios porque el acta ya fue circulada, aprobada por el pleno, ya está firmada y ya está subida en la página del Congreso y ahí es donde dicen que yo alteré el acta porque no quedó como él quería”, detalló.

 

García Mejía, aseguró que el fondo de todo es la inasistencia de siete diputados del grupo de Morena a esa sesión. Sin embargo los legisladores presentaron su justificante en tiempo y forma y solicitaron que se justifique la falta y así es como quedó plasmado en el proyecto de acta.

 

“Eso es algo que este diputado nunca vio, nunca tomó en cuenta, pero no porque fuera mi culpa, sino porque no quiso hacerlo”, reiteró.

 

El ex funcionario refirió que para el diputado Miguel Ángel Sánchez Verduzco, dicho acto representó una frustración mayor, porque su intención era que a varios de esos diputados se les juntaran tres faltas injustificadas y así pudieran llegar sus suplentes y que el grupo parlamentario de este partido modificara sustancialmente su composición y le permitieran regresar a Morena.

 

“Con esto lo que queda en evidencia es su grave desconocimiento de la propia normatividad del Congreso y si en algún momento dado alguien está incurriendo en una actuación indebida es esta persona, que está por escrito señalado que él me indica que le modifique a una acta que ya fue aprobada.

 

Asimismo denunció que durante los dos años que sostuvo el cargo, fue víctima de acoso constante y permanente. “Siempre el hostigamiento hacia mi persona tratando de desacreditar la labor que yo estuve levando en el Congreso del Estado”.

 

Manifestó que ya está tomando las acciones legales en contra de los responsables de su despido injustificado, ya que es un señalamiento grave el que se está haciendo hacia su persona.

 

“Yo creo que esa es una actitud cobarde, es una actitud traicionera, fue una puñalada por la espalda y con toda la mano. Cuando estaba en sesión la Comisión de Gobierno Interno para determinar mi destino, yo insistí en solicitar el uso de la voz, les dije aquí estoy y lo que quieran saber lo aclaro en este momento, Carlos Farías me dijo que les permitiera que pudieran tomar una decisión y que me retirara”, expuso.

 

“Lamento mucho que estas personas con las que yo trabajé por casi dos años ni siquiera hayan tenido la decencia de poder escucharme, ya no digo que me creyeran. Hasta el criminal que haya cometido el más grave de los delitos tiene a su favor ese derecho. A mí se me dio un trato indigno que lesiona mis derechos y por gente que supuestamente cuentan con formación de carácter jurídico, concluyó.