LA BANDERA  CONTRA  LA CORRUPCIÓN QUE SOSTENÍA MORENA,  SE LES ESTÁ CAYENDO A PEDAZOS: KIKE ROJAS

· Están asignando por dedazo el 88 por ciento de los contratos del gobierno federal, es decir, sólo el 12 por ciento se realiza por concurso público.

 

· Los programas sociales sin reglas de operación superan los 409 mil millones de pesos para este año.

 

Sin duda  alguna, la bandera en  contra de la corrupción que sostenía Morena en la campaña se les está cayendo a pedazos, ya que están evidenciando  la asignación directa, es decir,  por dedazo, del 88 por ciento de los 174 mil  contratos del gobierno federal, es decir, únicamente  el 12 por ciento se realiza midiante licitación  pública, así lo manifestó en rueda de prensa el Dirigente  Estatal del PRI, Enrique Rojas Orozco.

 

Reunidos en el Auditorio Luis Donaldo Colosio, en donde estuvo acompañado de la Secretaria General, Esperanza Hernández Briceño, el dirigente estatal Kike Rojas señaló  que en México la Constitución Política establece que los recursos económicos que dispongan la Federación, Estados y Municipios serán administrados con eficiencia, eficacia y economía, transparencia y honradez para satisfacer los objetivos para lo que son  destinados.

 

En ese sentido, dijo que el gobierno federal descuida la obligación  de eficientar el gasto, ya que designa por dedazo y por intereses propios, ignorando la transparencia, la ética, pero sobre todo, la legalidad.

 

El líder estatal del tricolor Kike Rojas expresó que es preocupante que no traten de ser transparentes y legales, lo que tanto pregonaba Morena de ser un gobierno honesto y valiente, aquí queda de manifiesto que de honesto no tiene nada, porque van retrocediendo en los esquemas de transparentar y ser legales ante la opinión pública.

 

Enrique Rojas comentó que de 173 mil 572 contratos, el 88 por ciento no se  licita, solamente el 12 por ciento se somete a una licitación pública, entonces, hay una opacidad en estos contratos.

 

Asimismo, explicó que en el 2020 los recursos asociados con programas sociales que no poseen reglas de operación  aumentaron en más de 21 mil millones de pesos, superando los 409 mil millones de pesos, mismos que serán utilizados de manera discrecional, sin la certeza de que lleguen a las familias mexicanas. Asimismo comentó que durante el primer año se pudiera comprender ya que están en la etapa de aprendizaje, estableciendo los programas así como la operación y sus reglas, pudiera justificarse, pero ya en el 2020 en lugar de que hubiera más reglas de operación es más el recurso que no tendrá reglas de operación  y se utilizará de manera discrecional.

 

Kike Rojas dijo que al no haber reglas de operación, ocurre lo que está pasando en muchos estados y en el que Colima no es la excepción: “ustedes se dieron cuenta que mucha gente se quejó en Colima de que no recibieron los apoyos prometidos, se les entregan tarde o se les dan recortados, incluso, la diputada federal de Morena, Claudia Yañez ha presentado denuncias sobre estas irregularidades”.

 

Mencionó  que los programas  que sí tienen reglas de operación han disminuido su presupuesto en casi 35 mil millones de pesos, es decir, para el 2020 se gastará más dinero en programas sociales que no tienen reglas de operación, lo que provocará que se gaste más y que se gaste mal. Puso como ejemplo de ello,  el programa "Sembrando Vidas" que en el 2019 contó  con un recurso de 15 mil millones de pesos y solamente alcanzó a cumplir el 14% de la meta; sin embargo, a pesar del notorio fracaso del Programa, en lugar de remediarlo, para el 2020 su  presupuesto se duplicó y los responsables de operar este programa, tendrán 28 mil millones de pesos para ejercerlos en el 2020”.

 

Finalmente, Kike Rojas señaló que en cuanto a los subsidios que tampoco cuentan con reglas de operación que otorga el gobierno federal, más del 63 por ciento de este dinero no tiene reglas de operación, creciendo un 6% respecto al 2019; es decir, cada vez están entregando más dinero de manera discrecional para los intereses y la lógica  del  gobierno del Morena.