GOBIERNO DEL ESTADO NO NECESITA MÁS PRÉSTAMOS, PUES TIENE UN SUPERÁVIT: ARTURO GARCÍA ARIAS

+ El diputado señaló que el Gobierno del Estado, desde el 2015 hasta la fecha, tuvo un superávit de 2 mil 500 mdp, “y no obstante, sigue sin haber obras relevantes que valgan la pena en la administración, entonces ¿dónde está ese dinero?”, cuestionó.

 

 

Ante las discusiones y enfrentamientos que han tenido los diputados de las diferentes  fracciones parlamentarias en el Congreso del Estado, el legislador Arturo García Arias, reconoció que a él le tocó aprobar un crédito de 638 millones de pesos para la administración de Mario Anguiano con el propósito de resolver los problemas económicos del estado en ese entonces.

 

 Argumentó que se hizo para dejar al gobierno con 0 pesos de crédito a corto plazo, lo cual implica que ya pudiera haber una deuda manejable, “pero sucedió todo lo contrario, por eso ahora mi posición es de no aprobarlo, porque ya se hizo en diferentes legislaturas”.

 

Recordó que en la pasada legislatura se aprobó un endeudamiento por 410 mdp para solventar gastos de algunas obras como la del C5, y apuntó que hay un recurso sin ejercer de aproximadamente 180 mdp, “pero mañozamente no lo han hecho, y creemos que con eso terminaría de construirse el C5; entonces ahora están pidiendo 500 mdp para el C5 y lógicamente no los quieren usar en el C5”.

 

Después de analizar la información de todas las cuentas públicas, indicó que llegaron a la conclusión de que “las cuentas no coinciden con lo que está diciendo el Gobierno del Estado; por ejemplo, no dicen que al iniciar la administración de Peralta Sánchez había 0 pesos de deuda a corto plazo, y que los ha llegado a tener hasta en 1 mil 500 millones de pesos, y ahorita casualmente los tiene en 750 mdp, y saben que no deben de dejar pasar la administración sin pagar”.

 

Precisó que la nómina del Gobierno del Estado equivale a más de 150 mdp al mes, y ahora con la pandemia, “con la baja actividad está ahorrando alrededor de 40 mdp mensuales,  y toda esta información de números nosotros la tomamos de lo que ellos nos mandan”.

 

Además, señaló que el Gobierno del Estado, desde el 2015 hasta la fecha, tuvo un superávit de 2 mil 500 mdp, “y no obstante llegó a endeudarse hasta por 1 mil 500 mdp, sin haber obras relevantes que valgan la pena en la administración, entonces ¿dónde está ese dinero?”.

 

Por lo anterior, el legislador aseveró que el préstamo que quiere el Gobierno del Estado, “no lo quiere realmente para lo que lo está pidiendo, sino veladamente para los cortos. Están ofreciendo cifras diferentes a las que nos dieron en el Congreso del Estado, entonces queremos citar a los funcionarios para que nos expliquen esas discordancias”.

 

Asimismo, indicó que también deben rendir cuentas del gasto del superávit “en qué se lo gastaron, dónde quedó, pero no lo han podido explicar”.

De igual forma, afirmó que las participaciones del Gobierno del Federal aumentaron de enero a mayo de este año 2020, es decir, se están captando mayores recursos de impuestos que antes, “a pesar de la pandemia, gracias a que todos esos grandes deudores están pagando, y estamos sorprendidos”.

 

Mencionó que el viernes pasado (3 de julio) se les convocó a la sesión con para el análisis, discusión y aprobación, en su caso, de varios puntos: el primero para algunos descuentos de multas y recargos en el pago de hologramas, tenencias, entre otros, “lo cual me pareció bien, y fue aprobado”, y el último, fue para el análisis de la iniciativa que presentó el gobernador para el endeudamiento, “por lo que sólo correspondía analizarlo, por eso argumentamos que estaríamos violando la ley si pasábamos el tema a discusión y a aprobación, y de hecho en el orden del día no dice que era un dictamen, lo cual quieren hacer valer como tal; además si se va a discutir un tema si se puede citar a los funcionarios públicos, pero no así”.

 

Añadió que con base en su experiencia intentó orientar a sus homólogos quienes no tienen noción del tema, como la diputada Ana Karen y el legislador Guillermo Toscano.

 

“Llevo 3 legislaturas y les dije que no podíamos cometer más errores, yo vengo a evitar que cometamos los errores que cometí antes, por eso no estuve de acuerdo en que se aprobara el crédito”, argumentó.

 

Asimismo, insistió en que se ha estado incrementando la deuda de sobremanera, “hasta un 104% y lo sé porque tengo los números que ellos mismos informan mes con mes; y si sumamos todo, son más de 6 mil millones de pesos de endeudamiento, lo cual me parece lamentable”.

 

El legislador expresó su desilusión ante la forma actuar del ejecutivo pues dijo que “pensaba que por el perfil que tenía, por haberse ido a estudiar a Estados Unidos y los conocimientos y habilidades que tenía y las relaciones que tenía, en Colima nos iba a ir bien y que ya no se iba a necesitar de ningún crédito”.

 

“De hecho por la amistad cercana que mantenía con el anterior Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, pues no era para que tuviera problemas, de hecho le hicieron muchos favores, por ejemplo: gestionó para que la Universidad (de Colima) no pagara más de 100 mdp que debía de impuestos, y lo hicieron ver cómo un cheque le dio el Gobierno del Estado a la Universidad”, afirmó.

 

Reiteró que cuando a él le tocó aprobar el crédito anterior fue con el objetivo de que el Gobierno del Estado pudiera recomponer la situación financiera de Colima, “pero me queda claro que las cuentas no están bien”.

 

Referente a los recursos que pretende el Gobierno del Estado inyectar para el sector salud, por la pandemia del SARS COV 2 que está ocasionando la enfermedad del Covid 19, aseguró que no son necesarios, pues el Gobierno Federal no ha dejado de apoyar con insumos.

 

Arturo García Arias comentó que previamente le recordó al gobernador Ignacio Peralta la autorización de una línea de crédito por 1 mil 500 millones de pesos, en el 2015, con la finalidad de que ya no habría más endeudamientos.

“Yo le dije al gobernador que lo hacíamos confiando en su palabra, y le creímos y se lo aprobamos; y ahora él dice que como era gobernador electo no tenía las facultades, y no las tenía, pero el gobernador en funciones le hizo el favor de presentar la iniciativa”, dijo.

 

En ese contexto, señaló que “aprobarle el crédito a un mal administrador, es como tirar el dinero a la basura; como cuando compró La Campana que es del INAH; o el terreno de la Zona Militar, lo cual no era prioritario, además el Presidente Peña Nieto les acomodó un presupuesto para sacar a todas las guarniciones de los estados”.

 

Además, consideró que al convencer a los diputados de la oposición, para que le aprobaran este crédito, a un par de meses de que comience el proceso electoral 2020-2021, es “cruel ya que a sus contrincantes les va a ir fatal en la elección, porque la gente va pensar que les están ayudando por dinero, y si el asunto es complicado, cómo los convences, si no es con dinero”.

 

Finalmente, manifestó su rechazo al nuevo endeudamiento y consideró que la administración actual que encabeza el gobernador Ignacio Peralta “ha sido desastrosa”.

 

 Cabe señalar que  este martes 7 de julio  fue aprobado el endeudamiento del Gobierno del Estado por el Congreso de Colima.

 

Y fue el lunes 21 de septiembre del 2015 cuando el titular del Ejecutivo del estado solicitó un crédito por 1,598 millones de pesos, el cual fue aprobado a 41 días de que concluyera el gobierno de Mario Anguiano Moreno, en Colima.

 

De forma muy similar, hace 5 años, mientras se desarrollaba la sesión extraordinaria en el año 2015, los legisladores de los partidos Acción Nacional (PAN), Morena y Movimiento Ciudadano tomaron las instalaciones del Congreso, para tratar de evitar la aprobación del crédito, destinado a pagar pasivos del gobierno estatal, sin embargo, su protesta no prosperó.

 

 

Entre los que encabezaron la toma del Congreso local estuvo el excandidato a la gubernatura de Colima, Jorge Luis Preciado Rodríguez, quien dijo que 600 millones se destinarían al pago de deuda personal y de pensiones y el resto es para pagarle a proveedores, “entre ellos muchos constructores que son cercanos al gobierno del estado y prestanombres de los actuales secretarios, de obras que no se han hecho y de servicios que no se han prestado”.

 

Los diputados del PRI que votaron a favor de aprobar el préstamo del 2015 fueron Martín Flores, Óscar Valdovinos, Esperanza Alcaraz, Ignacia Molina, Noé Pinto, José Verduzco, José Antonio Orozco, Anel Bueno, Arturo García y Manuel Palacios.

 

Los legisladores de Nueva Alianza Jesús Villanueva, Heriberto Leal e Iliana Arreola, del PAN, Joel Maldonado y Angélica Peredia; del Partido del Trabajo, Marcos Barajas; y del Partido Verde, Mariano Trillo también lo aprobaron.

Actualmente, quienes forman parte de la fracción parlamentaria de Morena, en el Congreso del Estado, aprobaron el nuevo crédito de la administración que encabeza el gobernador Ignacio Peralta Sánchez.