GOBERNADOR DE JALISCO ES AUTORITARIO Y FASCISTA, DICE LA DIPUTADA MARÍA BAYARDO

+ “El gobierno represor de Enrique Alfaro debe cambiar diametralmente para estar a la altura de las exigencias, madurez y aspiraciones del pueblo de Jalisco”, señaló la legisladora federal

 

Para la Diputada Federal, Rosa María Bayardo Cabrera la pandemia del SARS COV 2 o nuevo coronavirus, ha sido uno de los retos más difíciles a los que se ha enfrentado el país, debido a que ha ocasionado problemas, no sólo de salud, sino, económicos, sociales, y sicológicos.

 

“La emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia del Covid-19 representa el mayor de los retos al que nos hayamos enfrentado como pueblo de México en varias décadas, es un desafío mayúsculo que no solamente implica un reto en materia de salud, sino que también tiene fuertes implicaciones de carácter económico, psicológico y social”, declaró la legisladora.

 

Por lo anterior, señaló que es necesario que tanto los políticos, como la sociedad “se opongan frontalmente a cualquier intento, de cualquier autoridad en el país que pretenda vulnerar o lastimar los derechos humanos del pueblo de México bajo la falsa premisa de desplegar una política sanitaria de combate a la pandemia del Covid-19, y así también a cualquier acto de abuso de autoridad, violencia, desigualdad, impunidad y corrupción”.

 

En ese sentido, lamentó que el gobernador del estado de Jalisco, Enrique Alfaro “se haya erigido como un político de corte fascista”, y es que aseguró que el mandatario ha actuado de forma autoritaria, pretendiendo establecer de forma obligatoria la observación de diversas medidas para la contención del Covid-19, “lo cual ha derivado en múltiples actos de autoridad que han significado la violación sistemática de las garantías individuales de los ciudadanos jalicienses y con ello una vulneración constante de los derechos humanos del pueblo de Jalisco”.

 

Recordó que el pasado 4 de mayo la policía del municipio Ixtlahuacán de los Membrillos sometió a la fuerza al ciudadano Giovanni López, quien 30 años, quién perdió la vida, después de  que “fue molido a golpes y torturado estando en custodia de una policía inspirada en las ideas represivas de Enrique Alfaro, por el solo hecho de negarse a portar un cubrebocas”.

 

En contraste, indicó que el gobierno federal ha establecido que la estrategia para combatir la epidemia del Covid-19 “se debe de instrumentar priorizando el respeto que se le debe al pueblo de México, para que por su voluntad el mismo atienda las recomendaciones que se le hacen desde el Consejo General de Seguridad”.

 

Además, aseguró que la autoridad federal ha consignado de manera categórica que bajo ninguna circunstancia el aparato de gobierno puede vulnerar los derechos humanos del pueblo de México.

 

Por ello, se manifestó en contra de la forma de actuar del gobernador jalisciense y exigió “el cese inmediato de la violencia por parte de los cuerpos de seguridad pública estatal y municipal en contra del pueblo de Jalisco, así como que se investigue, se esclarezca y se castigue a los responsables por la muerte de Giovanni López, hasta llegar al máximo orden de gobierno de la entidad”.

 

En ese sentido, enfatizó que “el gobierno represor de Enrique Alfaro debe cambiar diametralmente para estar a la altura de las exigencias, madurez y aspiraciones del pueblo de Jalisco”.

 

Apuntó que “bajo ninguna circunstancia el gobernador puede seguir evadiéndose de su responsabilidad intentando adjudicar que los lamentables hechos que ocasionaron la muerte de Giovanni López son responsabilidad del gobierno municipal o que las protestas que de manera legítima se están realizando en el estado para exigir justicia y el cese del hostigamiento a la población sean producto de una oscura conspiración realizada desde el gobierno federal”.

 

Así mismo, exhortó a Enrique Alfaro “a que respete la libertad de expresión de los jóvenes de su estado que decidan hacerlo, y acepte con humildad y miras de mejora las críticas y observaciones”.

 

La diputada insistió en que los actos de violencia que se han registrado recientemente tanto en el estado de Jalisco, “se despliegan en contra de minorías raciales, étnicas, de género o por cualquier otra condición que represente una situación de vulnerabilidad”.

 

Por ello, pidió que los gobernantes de ambas entidades “asuman su responsabilidad por la administración de sus estados, y que no intenten transferir al gobierno federal sus omisiones o irresponsabilidades, que dejen de derrochar el dinero del pueblo en reuniones que no aportan al bienestar de quienes representan, que los que tengan que restablecer el estado de derecho lo hagan, y sobre todo que se respeten las garantías individuales de quienes, con su voto, les dieron el privilegio de gobernarles”, concluyó.