EL COMPROMISO Y LA CONCIENCIA SOCIAL SON LA CLAVE PARA MITIGAR LA CRISIS POR EL COVID 19: INDIRA VIZCAÍNO

+ “No hay sanciones por parte de las autoridades federales por no seguir las recomendaciones para frenar los contagios de Covid 19”, afirmó la delegada del Gobierno de México.

 

Ante la pandemia por el SARS COV 2 que causa la enfermedad del Covid 19, Indira Vizcaíno Silva, delegada del Gobierno de México, consideró que es necesario que la población sea más responsable, empática y consciente.

 

“No podemos criticar a quienes tienen que salir a trabajar todos los días, pero sí insistir en tener los cuidados necesarios para evitar más contagios porque muchos salen a conseguir el sustento diario para sus casas, y debemos ayudarnos los unos a los otros”, expresó.

Señaló que “hay que ver esta situación como una oportunidad para que cada quien hagamos la parte de que nos corresponde y podamos sacar adelante a nuestro estado”.

 

Referente al semáforo epidemiológico, aseguró que se está trabajando de manera coordinada con las autoridades federales y explicó que la función de éste es sugerirle a la población las medidas que se deben tomar de acuerdo a los colores, los cuales indican la gravedad de la situación.

 

“Cuando este el semáforo en color rojo, solamente podrán realizarse las actividades esenciales, es decir, aquellas que tengan que ver con temas de salud, alimentación, construcción, minería, así como los programas de Bienestar del Gobierno de México, para atender a los sectores más vulnerables”, detalló.

 

Asimismo, comentó que al cambiar de color, de rojo a naranja, el resto de las actividades podrán regresar a una capacidad del 30 por ciento, “esto es un llamado a la conciencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador está consciente de que se deben evitar los contagios para proteger a nuestras familias y a los trabajadores”.

 

Argumentó que al reducir la capacidad de los establecimientos comerciales, también se reducen las posibilidades de contraer la enfermedad, “como empresarios ustedes pueden recibir a un cliente infectado que puede contagiar a sus trabajadores, a ustedes y a sus familias, es por eso que el Gobierno de México insiste en hacer un llamado a la responsabilidad social que debemos tener todos, y no hay una obligatoriedad porque se tiene esa confianza en la población”.

 

Por lo anterior, insistió en que “en la medida de que cada quien hagamos lo que nos toca, vamos a ir frenando esta pandemia y si seguimos todas las recomendaciones será mucho más rápido y podremos continuar con esta nueva normalidad que nos va permitir reactivarnos económicamente”.

 

De igual forma hizo un llamado a las cámaras empresariales para sumar esfuerzos y apoyar a los sectores más vulnerables de la población.

 

Respecto a las autoridades federales que están verificando el cumplimiento de los protocolos, señaló que algunas dependencias están supervisando que se implementen las recomendaciones que el Gobierno de México ha emitido, como la Secretaría del Trabajo y la Secretaría de Salud.

 

Sin embargo, reconoció que no hay sanciones para quienes no sigan las indicaciones,  “desde el primer el momento el Gobierno de México dejó muy claro cuál era la ruta que se iba seguir ante esta pandemia: el llamado a la conciencia social, por lo que no hay una sanción como tal a aquellas empresas que no cumplan con las recomendaciones”.

En ese contexto, señaló que las autoridades municipales como Protección Civil, no pueden participar en la promoción de las recomendaciones “porque muchas de estas están rebasando el límite de los derechos humanos, la única autoridad que puede llevar a cabo estas labores es la Secretaría de Salud”.

 

Aclaró que sí ha habido amonestaciones públicas, así como reconocimientos a las empresas que se han sumado a las acciones preventivas.

 

Dijo que también ya se tenía prevista la crisis económica, entre otras afectaciones, pero lo que mermó aún más esta situación, fue el hecho de que “en varios municipios se decidió adelantar el cierre de actividades, lo cual hizo que se adelantara esta crisis económica”.

La delegada aseguró que la población de Colima “tiene un gran sentido de responsabilidad social y el hecho de que sea una entidad pequeña y de que todos nos conozcamos ayuda a que podamos cumplir con las recomendaciones como la sana distancia, el estornudo de etiqueta, el lavado frecuente de manos y el uso de gen antibacterial”.

 

Sobre las acciones que está realizando el gobierno federal, para la conservación de empleos ante la crisis económica generada por la pandemia del Covid 19, Indira Vizcaíno mencionó que se han anunciado inversiones, así como la generación de una línea de Créditos a la Palabra para los micro negocios y vendedores ambulantes, “que son los que se han visto más afectados por esta crisis”.

 

Precisó que en Colima se han beneficiado 14 mil personas con estos préstamos, los cuales consisten en 25 mil pesos, por lo que se ha dispersado 360 millones de pesos en apoyos para pequeños empresarios.

 

Asimismo, indicó que se está implementando el programa Tandas por el Bienestar el cual está dirigido a pequeños negocios ya establecidos que buscan una reactivación mediante créditos que no llevan intereses, los cuales pueden ser desde 6 mil a 10 mil pesos.

Apuntó que en el estado se han registrado 3 mil personas, las cuales se han visto favorecidas con este programa.

 

Además, destacó el adelanto de las pensiones para personas de la tercera edad y con discapacidad,  “se están pagando 4 meses por adelantado con el objetivo de que las personas tengan el recurso desde ese momento para resguardarse en casa”.

Y señaló que sólo en el estado de Colima se han entregado poco más de 300 millones de pesos.

 

También, mencionó que se invirtieron 35 millones de pesos en el programa La Escuela es Nuestra, el cual está enfocado en el mejoramiento de las escuelas más pobres del estado de Colima, y mediante el cual se ha beneficiado a 180 planteles educativos.

 

“El objetivo del programa es que los padres de familia y maestros administren el recurso y contraten a vecinos o personas de la propia comunidad para mejorar las condiciones de las escuelas y al mismo tiempo reactivar la economía de estas localidades”, dijo.

 

Informó que otro de los programas que se están llevando a cabo para enfrentar la los efectos de la pandemia es Sembrando Vida, el cual se adelantó, pues se tenía contemplado hasta el último trimestre de este año.

 

Refirió que este apoyo es para los campesinos y todas las personas que se dedican a trabajar en el campo, y actualmente  en Colima se tiene un padrón de 5 mil beneficiarios que están recibiendo 5 mil pesos mensuales cada uno, para reforestar y mantener sus tierras y cuidar el medio ambiente, lo cual implica una inversión de 25 millones de pesos al mes en Colima.

 

En total se han invertido más de 600 millones de pesos en lo que va de la contingencia sanitaria, más los 1 mil millones de pesos que se han adelantado de las pensiones de adultos mayores, personas con discapacidad y las becas para los estudiantes de educación básica y medio superior.

 

“Los programas sociales son para las personas que menos tienen, y los sectores más vulnerables de la población que no tiene recursos, y que necesitan solventar necesidades prioritarias, como salud, alimentación y educación”.

 

Además, señaló que el Gobierno de México ha llevado a cabo otros programas en la entidad, como el de las Empresas Solidarias, para apoyar con créditos a los establecimientos más afectados por la pandemia, y así no tengan que hacer un recorte de personal, a través del cual se apoyó a 3 mil empresas; así como apoyos para trabajadoras domésticas, mediante el cual se ha beneficiado a 1 mil empleadas.

 

Finalmente, exhortó a la población a sumarse a las acciones para frenar la propagación del nuevo coronavirus que llevan a cabo las autoridades de Salud.