EJECUTIVO Y LEGISLATIVO EN CONTROVERSIA POR DEUDA PÚBLICA

Mientras que para el Gobernador del Estado, José Ignacio Peralta Sánchez, es imperante solicitar al Congreso del Estado, un crédito que permita enfrentar la pandemia del COVID-19, terminar el proyecto del C5i y concluir la rehabilitación de Palacio de Gobierno; la postura del Coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, Vladimir Parra Barragán, es de que su partido rechazará dicha solicitud de deuda y la califica como “innecesaria e inmoral”; por su parte, el diputado Carlos César Farías Ramos, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo pide a sus compañeros legisladores tener la eficacia y maduración política y que puedan “vigilar el cumplimiento peso por peso en el objetivo que se determine y evitar que ese dinero se lo roben, se desvíe o no se apliquen para los objetivos que se puedan plantear al Congreso”.

 

Anuncia JIPS solicitud de préstamo

 

A través de un comunicado de prensa se anuncia que el Gobierno del Estado planea solicitar dicho crédito dado la reducción de liquidez por 3 mil millones de pesos menos.

 

 El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez informó que a partir de 2019 se restringió la liquidez del Gobierno del Estado al registrar ingresos menores a los programados, aun cuando desde el inicio de su gobierno se trabaja bajo un esquema de austeridad, combate a la corrupción y eficiencia administrativa.

 El gobernador refirió que su administración es la primera en 20 años que recibe ingresos por debajo de lo programado, como sucedió en el año 2019 y se proyecta sucederá de manera más pronunciada este 2020.

 

 De 2018 a 2020 el ingreso de recursos de Gobierno del Estado se reducirá en alrededor de 3 mil millones de pesos.

 

 En reunión virtual con periodistas compartió la situación financiera que guarda la administración pública estatal.

 

 Agregó que estas severas reducciones se han logrado contener gracias a la política de austeridad que ha seguido y a decisiones muy complicadas como recortes en la nómina del Estado.

 

 Indicó que desde el inicio de su gobierno la situación financiera fue muy complicada, al heredar casi 5 mil millones de pesos en pasivos no bancarios y casi 3 mil millones de deuda a largo plazo.

 

 Expuso que hoy en día se han logrado disminuir tantos las deudas no bancarias como las deudas con bancos, se han logrado reducir las fases de interés y hoy se paga menos dinero a bancos.

 

 No obstante, para poder concluir con proyectos que ya iniciaron es necesario recurrir a un crédito a largo plazo que presentará al congreso.

 

En dicha solicitud se prevén recursos para concluir el C5i, atender la contingencia originada por Covid-19 y concluir la rehabilitación de Palacio de Gobierno.

 

El Titular del Ejecutivo informó que ya ha expuesto este tema a los alcaldes y diputados y continuará las reuniones ante representantes de cámaras empresariales, colegios de profesionistas y académicos, titulares de instituciones educativas, entre otros integrantes de la sociedad civil para que haya una amplia discusión informada de la situación que prevalece y las razones por las que se solicita el empréstito, finalizó.

 

PT pide a compañeros legisladores demostrar eficacia y maduración política”

 

El diputado Carlos César Farías Ramos, coordinador del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, señaló ante entrevista concedida al reportero Juan Ramón Negrete, sobre la intensión del Gobernador Estatal para solicitar la contratación de un crédito por 722 millones de pesos al Congreso del Estado, mencionó que, lo crucial será vigilar la ejecución peso por peso y evitar que se lo roben o que no se apliquen los recursos para los males que hoy vive Colima, como lo es la seguridad y la salud.

 

“El punto de inflexión no está en que se acredite o no el crédito, sino que tengamos la capacidad como diputados, de poder vigilar el cumplimiento peso por peso en el objetivo que se determine y evitar que ese dinero se lo roben, se desvíe o no se apliquen para los objetivos que se puedan plantear al Congreso”.

En dado caso de que la solicitud de contratación de deuda sea lo suficientemente válida y justificada, el legislador Carlos Farías, propuso que tanto diputados como la sociedad, puedan vigilar la ejecución del recurso público mediante la implementación de mecanismos de vigilancia como la creación de una Comisión Legislativa de Seguimiento donde los ciudadanos intervengan mediante una comisión de vigilancia.

 

El diputado petista señaló que los legisladores locales deberán de demostrar eficacia y maduración política para poder vigilar y supervisar que el recurso se etiquete para resarcir los grandes males que vive Colima.

 

“En palabras claras el temor es de que se roben el dinero, sin embargo, ahí entra otra reflexión, siendo consciente que se ocupa recurso público, la verdadera coyuntura que se debe de observar es que los diputados debemos de tener la suficiente eficacia y maduración política para poder ser capaces de vigilar y supervisar que el recurso público se aplique peso por peso a la etiqueta que se vaya a definir, y me refiero a las etiquetas de salud y seguridad que son los grandes males que hoy vive Colima”.

 

El diputado local remarcó que aún no se han definido los conceptos en los que se va a sustentar el crédito, por lo que indicó que la preocupación del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo es que el recurso termine en los bolsillos de funcionarios.

 

“La decisión final de un servidor y del Grupo Parlamentario, tendrá que ver con el objetivo del crédito y la forma en que se plantee para ver si existe razón o no, estamos conscientes que la administración estatal requiere recursos públicos, sin embargo, nuestra gran preocupación como Grupo Parlamentario es que ese dinero público se vaya a perder o se vaya a los bolsillos de un Secretario de Estado o a las del propio Ejecutivo del Estado”.

 

Morena dirá “No” tajante y la califica como deuda inmoral e innecesaria

El Coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, Vladimir Parra Barragán, expresó que su partido rechazará la solicitud de deuda del Gobernador del Estado de Colima, ya que es innecesaria e inmoral.

 

Expuso que no se puede justificar una deuda de más de 700 millones de pesos para dos obras que ya se tenían que haber terminado (el edificio del C5i y la rehabilitación del Palacio de Gobierno) y que no reactivarán la economía local, ya que los contratos son para empresas foráneas, además colocan al Covid-19 como un pretexto, ya que el Gobierno de México está apoyando para abatir la pandemia.

 

Mencionó también que la administración de Peralta Sánchez, ha sido muy opaca al momento de presentar información sobre los gastos que se han realizado en esta contingencia sanitaria, lo que incluye un crédito a corto plazo que el Gobierno del Estado ya pidió y utilizó sin informar nada, y de la pésima compra de 50 ventiladores para atender a pacientes graves de Covid-19, los cuales ni siquiera han llegado a Colima y su cantidad se redujo a 25, por el retraso de la empresa en la entrega de dicho equipo.,

 

Aunado a eso, dijo que, con este crédito, Colima tendría la deuda más alta en la historia del Estado, además de que no sería dinero para apoyar a la población, sino solamente para pagar pasivos que ha contraído el gobierno estatal, puesto que, en total, contemplando la deuda a largo plazo, a corto plazo, deuda a proveedores y otros pasivos, suma un total de 5 mil 999 millones 823 mil 700 pesos.

 

El legislador comentó que, casualmente el gobernador de extracción priista solicita un crédito a casi un año del proceso electoral que definirá diputaciones federales, locales, presidencias municipales y la gubernatura estatal.

 

Por ella reiteró que el Gobernador únicamente busca que las familias colimenses sean las que paguen por sus malos manejos administrativos, esta posible solicitud sólo será una simulación para legalizar el saqueo y la corrupción.

 

El Diputado dijo que además de la deuda que se tiene con organismos financieros, el gobernador del estado tiene deudas con proveedores, deuda que incluso la Auditoria Superior de la Federación ya hizo una observación donde señala irregularidades por más de tres mil 415 millones de pesos; por falta de información en los contratos durante el 2018.

 

También señaló que no ha habido ningún esfuerzo de austeridad, ya que el Gobierno del Estado en los primeros 3 meses del año 2020 gastó 15 millones 205 mil pesos más que en el primer trimestre del año 2019 (pasó de $547,328,598.27 a $532,123,588.82). Además, en el mismo periodo el aumento en el gasto por servicios generales fue de 7 millones 338 mil pesos y en servicios personales 11 millones 558 mil pesos más.

 

Dijo que a pesar de este mal manejo el Gobierno de México ha apoyado de manera extraordinaria a Colima, recordó como en diciembre del 2019 la federación envío recursos para que el Gobernador tuviera liquidez para el pago de nómina, además de que a inicios de este 2020 las participaciones federales aumentaron en 442 millones en comparación con los mismos meses de 2019.

 

Agregó que en lo que va de la administración de Ignacio Peralta, se ha asignado en promedio 532 millones 416 mil pesos anuales para el pago de compromisos fiscales, lo que en total sería más de 2 mil 662 millones de pesos en lo que va de su administración, suficiente dinero para dejar casi en ceros dicha deuda; sin embargo, a pesar de estar presupuestando esos 532 millones de pesos cada año, no ha disminuido la deuda, al contrario, aumentó en 2 mil 169 millones de pesos.

 

Finalmente, Parra Barragán manifestó que, antes de que el Gobierno del Estado piense en solicitar un crédito que comprometerá el futuro de las y los colimenses, primero debería poner en práctica medidas verdaderas de austeridad, como la reducción de gastos que representan privilegios y no heredar a cada colimense una deuda inmoral, consecuencia de una política financiera errónea.