DIPUTADAS DE MORENA SE PRONUNCIAN CONTRA LAS CORRIDAS DE TOROS EN COLIMA

Las Diputadas Blanca Livier Rodríguez Osorio y Francis Anel Bueno Sánchez, se posicionaron en tribuna en contra de todo tipo de violencia y crueldad animal, y en particular en contra de la crueldad del entretenimiento taurino.

 

 Livier Rodríguez expuso los tres  considerandos del Gobernador de Colima, Juan José Ríos, para prohibir las corridas el día  6 de enero de 1916, misma que fueron a la orden  prohibidas en 1919. 

 

De entre los cuales destacó que  las naciones más cultas del globo; han considerado inmoral la fiesta taurina denominada “Corrida de Toros,” que, efectivamente, semejante espectáculo recuerda los no menos sangrientos de la Roma bárbara.

 

Comentó que los animales también son seres sensibles y como tales deben ser tratados, por lo que se propende evitar sus malos tratos y la crueldad inútil, considerando que son seres capaces de experimentar dolor y no simples objetos animados.

 

Agregó que al evitar la crueldad en el trato a los animales se conserva la capacidad del ser humano para la concordia y la solidaridad, evitando así la expansión de actitudes negativas y que la cultura es una actitud de convivencia armónica con el prójimo, pero también con el entorno, compuesto de seres humanos, animales y cosas.

 

Argumentó que la Ley Estatal para la Protección a los Animales, decretada en 1981 durante el mandato de la Gobernadora Griselda Álvarez,  dice que es necesario condenar y sancionar la crueldad contra los animales, sin vedar su utilización racional y aún el sacrificio siempre que se realice en forma acorde con los principios humanitarios. 

 

Dijo que varias organizaciones antitaurinas han dicho que las corridas de toros son una actividad en la que se ridiculiza, humilla y tortura hasta la muerte a un inocente animal no humano, cuyo sistema nervioso central le permite sentir dolor, y que trata de sobrevivir durante aproximadamente 20 minutos bajo terribles condiciones de desigualdad.

 

Y que el hecho de ser testigo del maltrato a los animales, perpetúa el ciclo de la violencia a través de desensibilización y de la imitación, y han demostrado también, que existe un estrecho vínculo entre el maltrato hacia los animales y la violencia de género, el maltrato infantil y otras formas de violencia interpersonal.