CONGRESO DE COLIMA NO TENÍA AUTORIZACIÓN PARA SER SEDE DEL PROGRAMA “JÓVENES CONSTRUYENDO EL FUTURO”

Es un programa ficticio al interior del Poder Legislativo, ningún área administrativa tiene registro de jóvenes participantes recibiendo capacitación

 

El presidente de la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios del Congreso del Estado de Colima, el legislador Carlos César Farías Ramos dio a conocer que tras la investigación que se realizó de manera interna respecto a la participación del Poder Legislativo en el programa de apoyo federal “Jóvenes Construyendo el Futuro” se confirmó que éste era ficticio, pues en primera instancia no había la autorización del pleno para su realización, además de no contarse con registro alguno de los jóvenes que supuestamente participaban en él.

 

Indicó, en conferencia de prensa, que detectaron al menos 50 nombres de jóvenes que presuntamente participaban en este programa al interior del Congreso del estado, pero en ningún área administrativa se tienen registro de jóvenes que haya estado recibiendo capacitación; es decir, se está frente a un programa ficticio o fantasma.

 

Tampoco se encontró evidencia o constancia de que la anterior Comisión de Gobierno Interno, encargada de la gobernabilidad del Poder Legislativo haya emitido una autorización, acuerdo parlamentario que autorizara al Congreso del Estado para que se registrara como un centro receptor de jóvenes para este programa federal.

 

Además, señaló, al no existir una autorización del Congreso para que se operara un programa federal con recursos públicos, se puede concluir que se operó de una manera discrecional y bajo el desconocimiento del propio Congreso del Estado.

 

Es por ello, informó que presentó denuncias en contra de quienes resulten responsables ante la Secretaría del Bienestar, la Auditoria Superior de la Federación, la Secretaría de la Función Pública y en la Fiscalía General de la República; esto con el propósito de esclarecer el quién, cómo, porqué y dónde se operó este programa en el Poder Legislativo.

 

Pues refirió, con las acciones realizadas en total desconocimiento del propio Poder Legislativo se está frente a un acto de corrupción y de malas prácticas.

 

Mencionó que en las denuncias presentadas no se ha señalado ningún nombre de los posibles operadores de este programa en el Congreso, aunque están plenamente identificadas.

 

 

Finalmente lamentó que se haya hecho un mal uso de este programa federal que tiene como propósito apoyar a jóvenes con diversas necesidades, entre ellas las de aprender un oficio.