BALANCE DE 2019 Y RETOS PARA 2020

Hace ya más de un año que comenzamos a escribir una nueva historia para el pueblo, para la gente, para los más humildes y para nuestra gran nación. Ha sido difícil, pero juntos estamos haciendo posible la transformación de la vida pública de nuestro país. Se está creando una nueva forma de hacer política, en donde los ciudadanos son lo más importante, y a la vez los principales protagonistas de esta Cuarta Transformación.

 

Ya no se permite más la impunidad a la corrupción. Se fortaleció el peso. Aumentaron los salarios mínimos como nunca habían aumentado en los últimos años. Se derogó la mal llamada reforma educativa. Se creó la Guardia Nacional como medida para contener la inseguridad, proceso que se irá consolidando día con día. Se creó el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado. Se reconoció a los pueblos y comunidades afro mexicanas y se generaron reformas en materia de paridad de género. Las becas de jóvenes aprendices y a los adultos mayores son una realidad. Aquí en Colima hemos logrado cambios que antes creíamos eran imposibles, como que ya no se pague más peaje en la Caseta de Cuyutlán. Estamos sí, generando las bases para el bienestar y el futuro de todos los mexicanos. 

 

Antes, el Congreso era manejado por los mismos de siempre, los que en público se peleaban, pero en lo oscurito pactaban para aprobar leyes que afectaban a la gente, a su economía, a sus derechos y a su dignidad. Eso se ha terminado. 

 

En este primer año se estableció por ley el descuento universal en el transporte público para estudiantes, desde el kínder hasta los que estudian una maestría o un doctorado. Todas y todos los estudiantes ya tienen ese derecho sin necesidad de afiliarse a alguna organización estudiantil ni comprar una credencial ajena a la de la institución educativa.

 

Además, aprobamos se auditen los recursos que recibe la universidad de Colima de parte del Gobierno del Estado con el fin de que rindan cuentas y sepamos cómo gastan ese dinero que es de todas y todos los colimenses, porque es una de las universidades públicas más caras del país.

 

En ese mismo rubro, proponemos que se abra el debate y se analice la propuesta de reforma a la Ley Orgánica de la Universidad de Colima, y que sea la discusión de las ideas la que definan la Universidad que todas y todos juntos queremos construir: una de vanguardia, inclusiva, democrática, socialmente responsable y de excelencia académica.

 

Aprobamos la ley de fomento y protección al Maíz nativo, para protegerlo de agroquímicos, transgénicos y demás contaminantes con el fin de preservarlos sanos para las generaciones que vienen, así como proteger la riqueza cultural que significa para quienes nacimos en México. 

 

También, se le ha dado voz a quienes antes no la tenían, como a integrantes de la comunidad LGBTI+, ya que, en un diálogo constante logramos proponer y aprobar la iniciativa de reforma para la Identidad de Género, que permite a mujeres trans contar con un acta acorde a su verdadera pertenencia e identidad de género, un tema que había sido prolongado por falta de voluntad política en años anteriores.

 

Otra cosa importante es que, en este ambiente de violencia donde sigue habiendo desaparecidos en el estado, propusimos y aprobamos la creación de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas, para que todas esas familias que se encuentran en esa dolorosa situación, con un familiar desaparecido, tengan más herramientas para su búsqueda. 

 

Teniendo la responsabilidad de ser coordinador de la bancada de Morena, estamos haciendo historia al aprobar la leyes que van a beneficiar a las grandes mayorías, muestra de ello es el avance que hemos hecho la Ley de residuos sólidos, propuesta de la compañera Blanca Livier, que va a prohibir el uso del plástico y del unicel, lo que nos hará ser un estado que avance en el cuidado de nuestro planeta, de nuestro medio ambiente, en el espacio que nos toca vivir y desarrollarnos. En ese mismo rubro, también aprobamos la iniciativa de los Derechos de la Naturaleza, que nos permitirá cuidar de mejor manera nuestro entorno natural.

 

Se ha propuesto también la reducción del número de diputadas y diputados de 25 a 17, iniciativa de la compañera Anel Bueno, así como la reducción de regidoras y regidores de 94 a 53. Por otra parte, ahora el pueblo de Colima puede remover de su cargo a quien ocupe la gubernatura, ya que hemos propuesto y aprobado la revocación de mandato para esta figura, una iniciativa que fue presentada por la compañera Claudia Aguirre, “el pueblo pone, el pueblo quita”.

 

Ya es una realidad también la legislación que plantea la paridad de género en todas las instancias gubernamentales, lo que sin duda es un avance en la lucha por los derechos de las mujeres.

 

En cuanto al presupuesto, hemos sido muy responsables y siempre hemos velado por los que menos tienen, por los más humildes, ya que se han aprobado partidas mayores para salud, educación y seguridad. En ese tema, nos alegra saber que los Centros del Bienestar e Innovación Cultural se encuentran funcionando en 6 municipios, haciendo intervención comunitaria, rescatando espacios públicos e integrando a las personas en sus comunidades, alejando a las juventudes de las conductas antisociales, lo que fue posible gracias a ese presupuesto aprobado con mucha sensibilidad social, poniendo al centro a la gente.

 

Desde Colima, hemos colaborado para que la Cuarta Transformación avance a nivel federal, ya que hemos sido de los primeros estados en aprobar las minutas federales constitucionales como la nueva reforma educativa, la creación de la Guardia Nacional, La extinción de dominio y la prisión preventiva, entre otras; en el caso de la aprobación de la reforma que prohíbe la condonación de impuestos, nuestro estado fue el primero en aprobarla.

 

Por todo ello, quienes gobernaban antes y que gobernaban mal, están muy enojados con este gran movimiento y con este proceso de cambio. Tanto a nivel nacional como aquí en Colima, se han dedicado durante todo este año a mentir, a calumniar, a querer enlodar todo el trabajo que Morena ha venido haciendo. Desean con todas sus fuerzas, que creamos sus mentiras, nos dicen que todos somos iguales.

 

Nos quieren quitar el derecho a la esperanza, pero no han podido, porque de algo estoy seguro: sus mentiras ya no funcionan, el pueblo es sabio, no se engaña ni se compra, porque todos recuerdan bien los tiempos de la mafia del poder, donde se llenaban los bolsillos esos políticos corruptos. Sabemos perfectamente quienes son. Nos atacan porque luchamos por un cambio verdadero, porque en la lucha por ese cambio, se resisten a perder sus privilegios. 

 

Hemos avanzado, pero aún tenemos grandes retos y propósitos para este 2020: el tema de lograr la gratuidad en la Universidad de Colima será uno de los principales, así como seguir atendiendo el de la inseguridad, la violencia digital a la mujer, la disminución de diputados y regidores.

 

El próximo año el programa Sembrando Vida iniciará actividades en Colima, revolucionando nuestro entorno local. Nuestra tarea será seguir recorriendo las calles y escuchando a la gente, porque para eso estamos, para servir y no para servirnos.

 

Nuestra lucha en este año 2020 seguirá siendo por el bienestar y la felicidad de la gente. Sigamos profundizando el cambio, que los sueños de justicia y libertad empiezan ya a convertirse en realidad. ¡Sigamos adelante construyendo futuro con la Cuarta Transformación! ¡Feliz año nuevo!