ASÍ SE VIVIÓ EL PRIMER FORO ESTATAL DE ECONOMÍA CIRCULAR EN COLIMA

La mañana del 07 de septiembre de 2019, en el Auditorio del Sindicato de Trabajadores Portuarios de Manzanillo, en el municipio de Manzanillo se celebró el primer e histórico Foro Estatal de Economía Circular en Manzanillo, organizado por las diputada local Blanca Livier Rodríguez Osorio, la diputada federal Rosa María Bayardo Cabrera, la asociación civil ECOCE y la planta recicladora PETSTAR, con el fin de generar diálogos e intercambio de ideas con distintos sectores de la sociedad sobre las posibilidades reales y alternativas para aterrizar en nuestro estado la denominada economía circular.

 

Este evento fue inaugurado oficialmente por la legisladora morenista Blanca Livier, secretaria de la Comisión de Protección y Mejoramiento Ambiental del Congreso de Colima, contextualizando la urgencia que tiene la sociedad colimense en implementar medidas que nos lleven por la vía de la mitigación de los efectos del cambio climático así como a la meta «basura cero» con miras al año 2030, recordando que el propio Gobierno del Estado en su Plan Estatal de Desarrollo se propuso llegar a esta meta en el año 2021 pero que, sin embargo, los colimenses no hemos podido percibir ninguna política pública eficaz en este tema, mucho menos resultados reales. Por lo mismo, lamentó que el propio gobernador y los demás representantes del gabinete del Poder Ejecutivo no hayan acudido a este foro después de que se les extendió invitación, ya que habla de un vacío de interés en un tema tan importante y vital para la sociedad colimense, como lo es la situación actual del relleno sanitario del estado que, de acuerdo a los últimas cifras ahí se reciben más de 410 toneladas de residuos por día que por su mala separación y malos manejos se contempla que solo le quedan dos años de vida útil.

 

Por ello, Rodríguez Osorio hizo énfasis en lo importante que puede ser para Colima iniciar una transición vital que nos lleve de la economía lineal (basada en el «uso y tiro») hacia una economía circular en la que se perfeccionen los procesos de separación, reciclaje y manejo de residuos sólidos mientras se obtienen incentivos económicos a cualquier escala y con cualquier agente social. Esto, recalcó, sí puede ser impulsado desde los poderes de gobierno con verdaderas políticas públicas que puedan ofrecer soluciones reales ante la alarmante situación del manejo de residuos y el relleno sanitario en Colima.

Así entonces, cerca de las 11 horas comenzó la primera exposición a cargo del ingeniero Jorge Treviño, Director General de ECOCE, asociación acopiadora de residuos que trabaja en todo el país con más de siete mil aliados, con el tema «Articulación y participación de los tres órdenes de gobierno, sociedad civil y sector privado en el manejo de residuos»; en el que hizo una pequeña reseña histórica de esta AC que inició con sus actividades desde inicios de este milenio con trabajo voluntario, ya que no existían las actuales leyes federales de residuos sólidos. Categorizó el manejo de los residuos en sectores, desde la industria, el comercio, la sociedad hasta los gobiernos: cuatro entes que deben estar vinculados en el trabajo de la normatividad, la recolección selectiva obligatoria y la segregación del reciclable. Agregó que el 52% de los residuos en México son orgánicos, y de ese porcentaje el 11% son plásticos, aunque no todos los plásticos van en embalajes o envases, dijo.

 

Jorge Treviño clasificó el proceso de reciclaje con el que ECOCE trabaja con sus aliados en tres etapas: acopio, reacondicionamiento (o regresar las propiedad físico-químicas) y la manufactura. Añadió que en México, en cuanto a envases de pet se cuenta con el 5&% de recuperación, lo que lleva al país a la primera posición de reciclaje de pet en el continente americano. Y por último concluyó que, de acuerdo a la «Nueva Economía del Plástico», convenio en el cual México forma parte, se parte desde la premisa que indica que el problema no es precisamente el plástico, sino más bien lo que se hace con el plástico después de usarse. 

 

Así entonces, comenzó la sesión de preguntas por parte de un público muy interesado y que se diversificaba entre la Delegada Estatal de Programas para el Desarrollo del Estad de Colima, Indira Vizcaíno Silva, representantes de ayuntamientos, de instituciones educativas, de asociaciones civiles y colectivos amientalistas, diputados locales de la LIX Legislatura así como sociedad civil en general; mismas preguntas que fueron respondidas por el propio Director General de ECOCE para posteriormente recibir sus reconocimientos por parte de las diputadas -local y federal- de MORENA, Blanca Livier y Rosi Bayardo.

 

Posteriormente comenzó la exposición de José Ramón Ardavín, Director Ejecutivo de CESPEDES/CCE desarrollando el tema «Propuesta de incentivos que impulsen la nueva economía del plástico», en la que habló de las deficiencias más comunes con las que se encuentran para llevar a cabo una eficaz separación de residuos, como lo son la falta de infraestructura y precisamente la falta de esquemas monetarios e institucionales por parte de los entes de gobierno; y consideró que el conjunto de esfuerzos para revertir esto emana de una responsabilidad compartida a través de los planes de manejo y gestión integral de los residuos plásticos, en los que se contemplen todas las posibilidades de aprovechamiento, es decir, de reciclaje y tratamiento.

 

Después de una nueva sesión de preguntas y respuestas entre público y exponente, y de recibir sus respectivos reconocimientos, cerca de las 12:30 horas se llevó a cabo un receso para que los asistentes tomaran bocadillos y bebidas por poco más de 15 minutos, para eventualmente regresar a la última participación del evento que condujo Jaime Cámara, funfador de PETSTAR, la planta recicladora más grande del mundo, con la ponencia «Modelo de negocio sustentable basado en la Economía Circular».

 

Jorge Cámara compartió como caso de éxito el trabajo que desde PETSTAR, ubicada en Toluca, México llevan a cabo desde hace varios años. Ahí reciclan más de 3,100 millones de botellas al año, y todas ellas han sido reutilizadas en un modelo de negocio sustentable que se ejerce con tres valores: valor social, valor ambiental y valor económico. Abordó la importancia de los esquemas que promueven el contenido reciclado en los envases plásticos que les permite desarrollar las inversiones en tecnología y mecanismos de recuperación, o dicho de otra forma, «jalar a la cadena de reciclaje». Por último, concluyó, el reto de las sociedades no debería ser aspirar a un mundo sin plástico, sino aspirar a un mundo sin basura plástico.

 

Así entonces, precedida por las preguntas que Jorge Cámara respondió a los asistentes, se llevó a cabo un momento muy emotivo en el presidium cuando sorpresivamente las legisladoras Blanca Livier y Rosi Bayardo subieron hicieron nueve reconocimeintos más, ahora para las asosicaciones civiles y colectivos ambientalistas por su activismo en defensa de la naturaleza, así como por su contribución a la construcción de una agenda legislativa en materia ambiental que desde el Congreso han elaborado junto a las legisladoras. , por lo que representantes de grupos como Ola Verde, CICLO, Verde Colima, Frente en Defensa del Maíz, Empoderamiento Climático y VIMAC Vigilemos Manzanillo subieron al estrado a recoger sus respectivos reconocimiento, quedando los de Jardín Botánico Colima, El Deber es Nuestro y del activista Gabriel Martínez Campos (Bios Iguana) pendientes de entrega debido a que no les fue posible asistir al evento.

 

Y acto seguido, la diputada federal Rosi Bayardo subió al pódium para dirigir unas palabras de agradecimiento a los ponentes y al público en general, resaltando también la lamentable ausencia de los representantes del Gobierno del Estado pero celebrando más a los personajes de los demás sectores estratégicos de la sociedad que sí participaron, pues refleja el interés y su compromiso por la preservación del medio ambiente. Por eso, apostó la legisladora integrante de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos naturales que cada uno de los ahí presentes se traduciría no en un «granito» sino en «toneladas de arena» en el esfuerzo por llevar a cabo la economía circular en Colima. Para después dar por clausurado oficialmente el primer Foro Estatal de Economía Circular en Colima.