PUBLICAN MANUAL PARA EL MANEJO DE CADÁVERES CON COVID 19 EN EL SEMEFO

*La Fiscalía General del Estado de Colima publicó el Manual para el manejo de cadáveres con sospecha o diagnóstico para Covid – 2019, que se deberá usar en la Dirección General de Servicios Periciales y Ciencias Forenses, en el cual se especifica el trato que debe recibir cualquier persona que haya fallecido por el SARS COV 2 o nuevo coronavirus en la entidad; entre los lineamientos que destacan se sugiere que no se hagan prácticas para velación, entre otro tipo de ceremonias

 

 

El Gobierno del Estado de Colima emitió un protocolo para el manejo de cadáveres por COVID-19, con la finalidad de proteger a los trabajadores del Servicio Médico Forense y a las familias de los fallecidos, y así evitar contagios, ya que aunque se considera que el mecanismo de transmisión es a través del contacto y de las vías respiratorias, sin embargo “se han detectado nuevos tipos de coronavirus en las heces de pacientes diagnosticados, por lo que existe el riesgo de transmisión fecal-oral”, versa el documento.

 

 

Los lineamientos fueron publicados en el Periódico Oficial del Estado, los cuales señalan que en todo momento el cadáver debe tratarse con respeto y dignidad.

 

 

El manual señala que el periodo de incubación medio para covid-2019 es de 6.4 días, que van desde los 2.1 días a 11.1 días, con posible transmisión asintomática.

 

 

Además, “los coronavirus pueden permanecer infecciosos en superficies a una temperatura ambiente hasta por 9 días”, por lo que, como parte de la preparación del equipo de trabajo para la  eventual atención de este tipo de casos, todo el personal que vaya intervenir en el manejo del cadáver, debe ilustrarse”.

 

 

Asimismo, “todo el Departamento de Medicina Legal y forense del Semefo de Colima, deben estar preparadas para la  realización de las necropsias médico-legales de los casos sospechosos, probables o confirmados de coronavirus 2019”.

 

 

“Se recomienda que el equipo de trabajo esté conformado por el menor número de personas posible; se debe cumplir una estricta higiene de manos antes y después de tener contacto con el cadáver, así como a la salida del  área de necropsias, ya sea con soluciones alcoholadas al 70% (higiene de manos) o con agua y jabón”.

 

 

De igual forma, el manual establece que los cadáveres ingresarán al Semefo con nota médica o nota de referencia.

 

 

En caso de tener el diagnóstico de neumonía, sepsis o cualquier otra infección tipo respiratoria, el personal médico se coordinará con el Ministerio Público, y  se requerirá de una entrevista previa con los familiares para saber si hay antecedentes de viaje al extranjero, contacto con casos confirmados con COVID-19, o si el fallecido presentó tos, fiebre, dolor articular, de cabeza, muscular, de garganta o dificultad respiratoria.

 

 

De tratarse de un caso confirmado, se requerirá el expediente clínico y en su caso, oficio de dispensa por el agente investigador, para otorgar el certificado de defunción por parte del Servicio Médico Forense.

 

 

Con la finalidad de minimizar los riegos en Salud Pública se sugiere que el Agente del Ministerio Público les comenté a los familiares que no se realicen prácticas de acuerdo a su idiosincrasia para velación, entre otro tipo de ceremonias.

 

 

Para el manejo del cuerpo, el personal del Semefo usará equipo de bioseguridad, el cual debe contar con: traje de bioseguridad tipo tyvek, mascarilla N95 o cubre bocas quirúrgico, doble guante de nitrilo, gafas de seguridad y cubre botas; y para el personal que realice los procedimientos de necropsia (médicos y prosectores) deberán además utilizar careta.

 

 

Referente al traslado del cadáver, el vehículo deberá contar con las condiciones sanitarias y de seguridad.

 

 

De igual forma, se indica que todo cadáver deberá contenerse dentro de una bolsa para cadáver debidamente sellada. Tratándose de cadáveres de Hospital también se requerirá el mismo manejo.

 

 

Al finalizar el procedimiento de la necropsia se colocará el cuerpo en doble bolsa específica para cadáveres, resistentes a la filtración de líquidos. Se debe realizar desinfección de Ambas bolsas con la solución clorada previa al  traslado. Y se rotulará como caso sospechoso o confirmado por COVID-19 con tinta indeleble en la bolsa del cadáver que lo contenga.

 

 

Los familiares del fallecido deberán acatar las indicaciones del personal y se deberá reducir la cantidad de personas en el área de atención a familias, además deberán usar el cubre bocas permanentemente.

 

 

Asimismo, se deberá proporcionar gel antibacterial o agua y jabón para el lavado de manos de las familias que acudan a realizar trámites de certificación e identificación de cadáveres.

 

 

A quienes vayan a reconocer el cuerpo se le deberá de proporcionar el equipo de bioseguridad, y se le instruirá el uso correcto, evitando al máximo el contacto directo con el cadáver, y a una distancia no menor a un metro, de igual manera  seguir los lineamientos ya mencionados para evitar contagio al término de la identificación.

 

 

Resultará necesario explicar a la familia en términos sencillos la necesidad de no tocar ni besar el cuerpo bajo los conceptos de los mecanismos de transmisión de la enfermedad (contacto y gotas).

 

 

Para la entrega del cadáver por parte del personal capacitado, la familia debe contar con un plan de disposición del cuerpo.