ORALIDAD EN MATERIA FAMILIAR HA VENIDO A AGILIZAR LOS DIVORCIOS: JUEZ DE LO FAMILIAR.

Con la implementación de los procesos orales en materia de lo Familiar, los divorcios con voto de consentimiento se realizan de forma rápida y eficiente, así lo dijo Héctor Manuel Ramírez Michel, Juez de lo Familiar en el estado de Colima.

 

 

Cabe recordar que la Oralidad familiar entró en vigor en el 2014 en la Legislación colimense, en donde se tratan las jurisdicciones voluntarias, excepto adopciones, consignaciones y se está conociendo la rectificación y nulidad de las actas en el Registro Civil.

 

 

Ramírez Michel señaló que este procedimiento oral consiste “en la participación de los abogados en las audiencias orales donde se lleva como principio que el juez esté presente desde el inicio y hasta el final de la audiencia, ahí se hace un análisis del procedimiento, se reciben testigos y se emite la sentencia que corresponda”, detalló.

 

 

Indicó que este proceso es más rápido porque se tiene la obligación de fijar las audiencias a los diez días posteriores de la radicación de la solicitud, mientras que con anterioridad en un divorcio por mutuo consentimiento se tardaba en resolver en plazos de dos o tres meses.

Comentó que el divorcio encausado no se está manejando en el sistema oral, porque a diferencia del divorcio donde tenía que justificarse una causal, en ocasiones duraba hasta tres años y había consecuencias psicológicas y hasta coartar la libertad de las personas, siendo los hijos los que llevan las consecuencias en todos los actos de divorcios.

 

 

“Los hijos no nacen para tener a sus padres separados y máxime cuando tienen a sus papás desde niños y los van observando, se van educando con ellos y cuando se ve el distanciamiento entre los papás inicia el sufrimiento de los menores”, apuntó.

 

 

Expuso que ahora con el divorcio encausado basta con que una de las partes tenga la voluntad de disolver el vínculo matrimonial, mientras que en tiempos atrás, en el divorcio justificando causal, quien no quería divorciarse podía hacer que el juicio se postergara por años.

 

 

“Ahora basta la voluntad de una de las partes para ya no seguir sometido a un vínculo matrimonial. Con la sola presentación de la demanda se emite un convenio para que la otra parte exhiba una contrapropuesta de convenio en siete días, de no haberla se dala sentencia en máximo 15 días”, explicó.

 

 

 

El Juez de lo Familiar recordó que en el 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronuncia y establece que es inconstitucional obligar a las partes que tengan que justificar la causal (para el divorcio) porque esto iba en contra de la libertad de la persona, es decir que no dejaba que la persona se desarrollara.

 

 

 

Subrayó que el divorcio por mutuo consentimiento que es el que se da de forma oral, aunque en la sentencia se obliga a los interesados a firmar un convenio donde se garanticen los derechos de los menores de edad, incuso con los esposos para efecto de que se establezca cómo se van a cumplir las obligaciones alimentistas, la repartición de bienes y la convivencia.

 

 

Mientras que en el divorcio necesario, estas cuestiones se ven hasta después de haberse dictado la sentencia. “Lo que la corte observó fue la libertad de la persona para que así pueda desarrollarse y crear sus bases de metas de vida en donde se incluye la pensión custodia y convivencias”.

 

 

 

Refirió que en dos décadas ha habido muchos cambios en la legislación en materia de divorcios, anteriormente se tenían que llevar a cabo dos juntas de avenencia para que no disolvieran el vínculo matrimonial y no rompieran la familia; posteriormente se dejó solo una junta de avenencia y en la actualidad solamente se presenta solicitud y convenio y en una sola audiencia se resuelve el vínculo matrimonial.

 

 

 

En 2015 y 2016 se registraron 423 demandas de divorcio encausado y por mutuo consentimiento fueron mil 294; en el 2016-2017 2003 y divorcios voluntarios 1012, elevándose considerablemente el divorcio encausado por la facilidad a disolver el vínculo matrimonial.