MAYORÍA DE CIUDADANOS Y FUNCIONARIOS PÚBLICOS NO CONOCEN LA CONSTITUCIÓN DE MÉXICO

+La ex magistrada Rocío López Llerenas lamentó que en México no se le dé la verdadera importancia a la Carta Magna, ya que “el Estado y su forma de gobierno están contenidos en ella”.

 

 

Rocío López Llerenas, ex magistrada del Supremo Tribunal de Justicia, lamentó que la mayoría de los ciudadanos, incluyendo funcionarios públicos, sólo conozcan “lo más básico” de la Constitución Mexicana, lo cual consideró que es un serio problema, ya que se ignoran los derechos y obligaciones tanto de la Federación, como de los Estados Libres y Soberanos, que conforman nuestra República.

 

Puntualizó que en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, primera “se reconocen las garantías individuales que son los derechos fundamentales”, mientras que en la Carta Magna del Estado y “se determina la forma de gobierno, y se establece que el Estado se divide para su ejercicio en 3 tres poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, con la finalidad de que el mismo Estado no pueda ejercer un poder sin límites sobre los individuos, ya que con este sistema de competencias, se puede evitar el abuso de poder”.

 

Además, señaló que “la propia Constitución crea al Poder Judicial, a quién confiere la defensa del orden constitucional, la aplicación de la justicia a través de sus Órganos Jurisdiccionales, y funge como un factor de equilibrio entre los otros dos Poderes del Estado”.

 

Asimismo, enfatizó que también es importante que se sepa que los magistrados son integrantes del Poder Judicial a nivel estatal, “tenemos la misma jerarquía que el Gobernador y que los Diputados; Nuestro Órgano Superior es El Pleno del Supremo Tribunal de Justicia, conformado actualmente por 10 Magistrados Propietarios, que nos encontramos en funciones. Arts. 70 y 72 de la Constitución Política del Estado de Colima”.

 

Detalló que para realizar las actividades inherentes al quehacer jurisdiccional, el Supremo Tribunal está dividido en 3 salas colegiadas, formadas por 3 magistrados cada una: 2 en materia penal y una en materia civil, mercantil y familiar; así como el Pleno General que se encarga de las funciones administrativas y algunos otros procedimientos inherentes a sus facultades. Dicho Pleno lo integran los 10 Magistrados.

 

De igual forma, abundó que para elegir a los magistrados el Gobernador tiene la facultad de proponer al Congreso una terna de personas que preferentemente trabajen, o hayan trabajado dentro del Poder Judicial, como pueden ser Jueces, Secretarios de Acuerdos, Secretarios de Tribunal, o Proyectistas.

 

“Así lo establece nuestra Constitución, aunque pueden ser también personas que se hayan distinguido en el ejercicio de la abogacía, o académicos que puedan aportar sus conocimientos y desempeñar con honorabilidad y capacidad el cargo de Magistrado”.

 

Aclaró que esta forma de elección no se trata de una designación unilateral del Ejecutivo popularmente conocida como “dedazo”, ya que “poco a poco, la misma Corte ha ido creando jurisprudencias en el sentido de respetar la carrera judicial para que dé entre esos funcionarios judiciales se elijan a los de mejor perfil para la designación de los Magistrados”.

 

Reconoció que anteriormente “se podía decir que los Gobernadores cada 6 años invitaban como sus colaboradores a personas que elegían de entre sus amistades, cuidando que estos reunieran ciertos requisitos, o un perfil adecuado, la verdad es que, se elegían por acuerdos políticos”.

 

 Sin embargo, actualmente se piden varios requisitos, como “que haya trabajado en el Poder Judicial, que tengan experiencia en el servicio y que reúnan los requisitos establecidos en el Artículo 69 de nuestra Constitución del Estado: ser mexicano, con 30 años de edad, con 5 años mínimo de haber ejercido la abogacía, y que tengan un modo honesto de vivir”.

 

Apuntó que el Artículo 79 de la Constitución local establece que el nombramiento de Magistrado es por 6 años, y una vez que termina el nombramiento se debe hacer una evaluación por parte del Ejecutivo, de las funciones desempeñadas; “y si se considera que se ha cumplido con nuestras tareas en forma honesta y responsable, se ratifica el nombramiento por parte del Ejecutivo, o sea del Gobernador, y eso nos da la calidad de “inamovible”, lo cual significa que solo por una causa grave acreditada de responsabilidad podemos ser removidos, lo cual nos da seguridad en nuestro desempeño”.

 

Mencionó que en Colima “en una ocasión llegamos a ser 13 Magistrados, que conformaban 4 salas, pero se suprimió una sala porque no era necesario que fueran tantos, en relación al número de habitantes”.

 

Señaló que de entre los Magistrados en funciones, hay uno al que se elige como presidente, que es el que representa al Poder Judicial.

 

Abundó que ese nombramiento se hace al interior del Pleno, de conformidad con el Art.26 de la Ley Orgánica del Poder Judicial del estado de Colima, y entre los 10 Magistrados se elige a la persona, la cual “debe tener un perfil idóneo para llevar a cabo el liderazgo del Pleno y vigile el funcionamiento de los juzgados, en el sentido de observar y cuidar que en todos los juzgados que dependen del Supremo Tribunal, se trabaje en forma honesta y disciplinada”.