“LA LEY NO ES ROBUSTA EN LOS DELITOS CIBERNÉTICOS”: LISSET HERNÁNDEZ

+ La coordinadora de la Policía Cibernética de la Seguridad Pública del Estado consideró que es necesario legislar para ver de qué forma se pueden contemplar los actos ilícitos que ocurren en internet, “se necesita una Ley para tipificar todos los delitos y hacer códigos”.

 

 

 

Ante el constante uso de las redes sociales y páginas de internet entre la población, la Policía Cibernética que está operando en Colima tiene como objetivo la prevención de los delitos que se pueden cometer en la web, además es la encargada de monitorear las redes sociales y sitios web en general, así como de alertar a los usuarios de alguna anomalía, señaló la coordinadora de la Policía Cibernética de la Seguridad Pública del Estado, Lisset Hernández de la Mora.

 

“No somos hackers, ni tenemos un botón mágico, estamos en una etapa de prevención y estamos en una nueva etapa, entendiendo los tipos de delitos, recibiendo reportes y las denuncias que hace la gente, pero nosotros no somos ministerios públicos, entonces sólo nos encargamos de recibir los reportes y hacemos la investigación”, explicó.

 

La oficial aclaró que hay ciertos delitos que sí tienen una penalización, pero la mayoría no, lo cual es un problema a nivel nacional, porque “la ley no es robusta en los delitos cibernéticos, ya que es algo nuevo, y es necesario legislar para ver de qué forma se pueden contemplar en la ley”.

 

Comentó que están en constante evolución pues “existe una brecha generacional en todas las estadísticas, tenemos reportes de gente de todas las edades, y tratamos de estudiar cada caso para poder atenderlos con base en sus necesidades”.

 

Desde estafas de vendedores online, hasta contenidos de pornografía han venido atendiendo con el apoyo de las denuncias que hacen los usuarios del internet.

 

Señaló que los delitos financieros son los que más se presentan en Colima, y afectan en su mayoría a los adultos como sujetos económicamente independientes, quienes llegan a ser víctimas de fraudes en compras, así como también mediante solicitudes de trabajo, préstamos express, “con los que el delincuente cibernético lucra y desgraciadamente esto va en aumento”.

 

Y es que, insistió, “el marco legal no es robusto, entonces a mí me encantaría que hubiera una Ley para tipificar todos los delitos y hacer códigos, pero desgraciadamente no se ha hecho, porque creo que vamos un poquito atrás, pero tengo fe que esto será  posible en un futuro, ya que la incidencia es alta”.

 

Detalló que en donde se presentan más este tipo de delitos cibernéticos de fraudes o estafas es en páginas de compra-venta de la red social Facebook, por lo que sugirió que “la gente debe estar más atenta; desde el momento en que ofertan algo con un precio mucho menor de lo que encuentras en el mercado, sabemos de entrada eso puede indicar que el producto es clonado o piratería; otro de los indicadores es que solicitan depósitos en tiendas de conveniencia porque son cuentas muy difíciles de rastrear y al final no les envían nada”.

 

Por lo anterior, recomendó que antes de realizar una compra o solicitar un préstamo o hacer cualquier transacción en la que se le solicite al usuario un pago por adelantado, pueden consultar en la página de la Policía Cibernética, lo cual ayuda a detectar y evitar compras fraudulentas.

 

Asimismo, señaló que existen otras formas de detectar a los delincuentes cibernéticos, “es muy sencillo empezar a identificar ese tipo de páginas, si tú pones, vamos a suponer que se llame tenis mar azul, si copias ese nombre y lo pones en google en la búsqueda y le pones estafa o fraude, van a salir todos los comentarios y todas las opiniones de aquellas personas que ya fueron fraudeadas por esa página, que a lo mejor tu no los ves en la página de Facebook, pero allá si se pueden ocultar, pero en google no”. 

 

Otros de los delitos cibernéticos más perseguidos son: la suplantación de identidad, el ciberbullyng, el phishing y el sexting, por lo que detalló que la Policía de Cibernética, al ser notificada de este tipo de actos, debe dar aviso al ente correspondiente, que sería el Ministerio Público.

 

Comentó que lo primero que tiene que hacer la víctima del delito es generar una captura de pantalla, pues en ocasiones la información puede ser eliminada.

 

Reiteró que “hasta el momento, los delitos cometidos a través de internet no tienen un marco jurídico que nos respalde o nos regule, por lo que todo eso tiene que trasladarse al plano realista, el cual está regulado por un código penal o un juez cívico. El Ministerio Público tiene la responsabilidad en todo momento de levantar una carpeta de investigación o un acta de hechos por los delitos”.

 

De igual forma, indicó que tras una serie de estudios que han venido realizando se percataron de que los menores de edad de entre 8 a 17 años, están expuestos a cierto tipo de delitos; y  los de 18 años en adelante, están expuestos a otros ilícitos.

 

Por ejemplo, “los menores de edad están expuestos a lo que es la pornografía infantil, al grooming, al sexting, a la trata, al ciber-bullying; mientras que el adulto está expuesto generalmente a los delitos financieros, la extorsión, al sexting, a la suplantación de identidad”.

 

Por lo anterior, reiteró que “antes de compartir algo, les pedimos que corroboren la información, para que eviten ser jackeados o extorsionados”.

 

Referente al uso de dispositivos móviles en niños, la coordinadora de la Policía

Cibernética sugirió no dejarles a los menores celulares o tablets por tiempo ilimitado, y enfatizó mucho en la supervisión de los contenidos, ya que muchas páginas de internet muestran imágenes o información no aptas para infantes.

 

Señaló que existen aplicaciones para restringirles la navegación en internet a los menores, como App Qustodio, las cuales son de control parental.

 

Finalmente hizo un llamado a la ciudadanía para estar alertas y no caer en engaños por internet, y en caso de ser víctima de un ciber delito, hacer la denuncia correspondiente, y puso a disposición la página en Facebook de la Policía Cibernética Colima.

 

Cabe señalar que la Policía Cibernética empezó a operar en Colima desde hace 3 años y tiene un repunte a partir del 28 de noviembre del año pasado cuando se lanza la página en la red social de Facebook en donde se encuentra como Policía Cibernética Colima, desde donde se realizan acciones de prevención y de alerta.

 

La policía cibernética en Colima asesora y canaliza los casos hacia la fiscalía cuando se presume un delito. Si usted detecta o es víctima de un delito cibernético es importante que tome capturas o fotos de pantalla, que copie las direcciones o URL, imprima esta información y acuda ante la Fiscalía General de Justicia, porque estas impresiones son la prueba para que se pueda dar seguimiento a la investigación.