JUZGADO DE DISTRITO NIEGAN LA SUSPENSIÓN DEFINITIVA A PABLO NAVARRETE

En el juicio 264/2020 promovido por el Abogado Pablo Navarrete Zamora en contra del Pleno del STJE (Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Colima) el Juez Ignacio Beruben Villavicencio del Tercer Distrito con sede en el Estado de Colima negó la suspensión definitiva del expediente incidental.  

 

CRONOLOGIA

 

El Pasado 6 de mayo el abogado postulante promovió amparo contra actos del pleno del STJE, reclamando la Circular 16/2020 emitida por el Pleno por la suspensión de la actividad jurisdiccional en material civil y mercantil y la restringe en torno a las materias familiar y penal; pidiendo la apertura de la actividad jurisdiccional de manera total, tomando las medidas y protocolos necesarios en contexto de la pandemia covid-19.

 

El 7 de mayo del año en curso, el Juzgado Tercero de Distrito, admitió la demanda de Amparo Indirecto 264/2020, que presentó Pablo Navarrete Zamora, presidente del Colegio de Abogados Postulantes A.C.

 

En la resolución del amparo se señala que “si se concediera la suspensión del acto reclamado, aun con la modulación que expone el quejoso, conllevaría a un impedimento a la ejecución de esas medidas sanitarias que comprenden el desarrollo de actividades jurisdiccionales”.

 

El tribunal reconoce que si bien es cierto, que la actividad jurisdiccional es de las consideradas esenciales, “también lo es que por las condiciones actuales de propagación del Covid 19, es susceptible de racionalizarse, con la reducción a lo esencial de los servicios que prestan los sistemas de justicia en torno a asuntos que pueden considerarse prioritarios, dejando incluso en segundo plano los asuntos no prioritarios en esta situación crítica, tal como se estipula en la Declaración de Emergencia del Coronavirus: Desafíos para la Justicia, del relator especial de Naciones Unidas sobre independencia judicial”.

 

Por lo tanto, consideran que la petición del abogado se funda en un interés colectivo, cuando lo que se pretende precisamente es evitar aglomeraciones, a través de la restricción en los servicios totales de la actividad jurisdiccional en el estado, a un mínimo.

 

En dicha resolución se deja en claro “que ese interés colectivo podría resultar afectado al impedirse la ejecución de tales medidas”, pero “debe negarse la suspensión definitiva que solicita el quejoso, con efectos restitutorios, en contravención a lo previsto por los artículos 128, fracción II y 129, fracción V, ambos de la ley”.

 

Después de que el Juez estudio la medida cautelar concluyo que el objetivo del acto reclamado se funda en un fin de interés colectivo, que es precisamente el de evitar la propagación de la epidemia a través de la limitación o restricción en los servicios totales de la actividad jurisdiccional en el estado, a un mínimo racional, es claro que ese interés colectivo podría resultar afectado al impedirse la ejecución de tales medidas para combatir la epidemia indica, en contravención a lo previsto por los artículos 128, fracción II y 129 , Fracción V, ambos de la ley.

 

De ahí se negó la suspensión definitiva con efectos restitutorios, que solicita el quejoso, apoyada en la tesis IV.2º.A.89 (10ª) emitida por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Cuarto Circuito

 

 

 

Dicha resolución fue emitida el 14 de mayo faltando resolver el expediente principal constitucional, es decir aùn falta la resolución final, que determine la procedencia o improcedencia, de la demanda del Juicio de Amparo que promueve el abogado de referencia.

 

Fuente: Dirección de Comunicacion Social del STJE