HABITANTES DE CANOAS SE PRONUNCIAN EN CONTRA DE LA CONSULTA PÚBLICA PARA LA EXPLOTACIÓN MINERA EN LA ZONA

Después de que se diera a conocer la intención de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) de llevar a cabo una consulta pública para decidir si se lleva a cabo o no la instalación de una mina en la comunidad de Caleras, del municipio de Manzanillo, habitantes de dicha zona manifestaron su oposición a dicho proceso.

 

Ante esta situación, un grupo de ejidatarios, comuneros y habitantes de Canoas, acudieron esta mañana a las oficinas de la representación de la SEMARNAT en Colima, para expresar su rechazo a la realización de dicho proyecto minero, al considerar que más que una consulta en general se debe considerar a quienes se verán directamente afectados.

 

En este tenor, hicieron llamado a la titular de esta dependencia federal, María Luisa Albores González, en el que le expresan su rechazo al proyecto minero, principalmente por las fuertes afectaciones que en materia de salud y otras tendrán los habitantes no solo de Canoas, sino de ocho localidades cercanas.

 

Además, aseguraron que no permitirán el ingreso de personas ajenas a la comunidad indígena que intenten violentar los derechos humanos de los habitantes de la zona.

 

Al respecto, el representante de SEMARNAT en Colima, Carlos Alcaraz Amezcua refirió que la consulta pública está establecida como un derecho de la población en general, de ser escuchados y tomar en cuenta la opinión, el cual está consagrado en leyes nacionales e internacionales.

 

 

Indicó que podría ser el día de mañana 21 de octubre, cuando personal de la SEMARNAT Colima acuda a la comunidad de Canoas para un diálogo con los habitantes y ver la capacidad de espacio para que en fechas próximas se pueda dar una reunión formal con personal de oficinas centrales de la dependencia federal en aquella localidad.