BUSCAN HOMOLOGAR REGLAMENTOS DE TRÁNSITO EN TODO EL ESTADO

 

Daniel Cano, líder de proyectos de seguridad Vial WRI, dio a conocer que mediante la realización de algunos foros que se estarán realizando en los municipios, se busca apoyar al Gobierno de Colima y Ayuntamientos en la homologación de los Reglamentos de Tránsito con la finalidad de adecuar los límites de velocidad.

 

Indicó que la prioridad de esta homologación es lograr que en todos los municipios se reglamenten velocidades más adecuadas y seguras, en particular en los entornos escolares.

 

El experto explicó que en un siniestro la velocidad es lo que define si una persona vive o muere, lo mismo con las personas que son golpeadas en los accidentes automovilísticos, de ahí la importancia de concientizar a los conductores de dónde se puede circular rápido y en dónde no.

 

“No podemos ir rápido en entornos donde hay peatones o ciclistas que pueden cometer un error y quedar frente al vehículo en movimiento. En un entorno escolar necesariamente se debe ir bajo los 30 kilómetros por hora, porque los niños pueden cruzar sin precaución, y a esta velocidad es la única manera de poder frenar sin problema y de saber que si los golpeamos no le vamos a generar mucho daño, al igual que en zonas muy pobladas o zonas comerciales donde hay mucho movimiento de peatones”, detalló.

 

Manifestó que en las autopistas se puede ir más rápido, ya que son vialidades diseñadas para ir a altas velocidades y los entornos más seguros, ya que casi no hay personas caminado en la zona.

 

“La energía liberada en un choque de 120 kilómetros por hora es fuertísima, así que aunque vayas en un automóvil seguro podrían matarse, ya que se trata de una cuestión de fuerzas”.

 

Daniel Cano refirió que se está intentando diseñar una ciudad para las personas y no para los vehículos, puntualizando que las personas naturalmente se mueven más despacio, pero cuando se construye una vialidad muy ancha, con muchos carriles y muy derecha, inconscientemente se les está invitando a que vayan más rápido.

 

Cabe mencionar que en el mundo, cada año fallecen 1.3 millones de personas en siniestros de tránsito, mientras que en México son alrededor de 16 mil personas, posicionándose en la principal causa de muerte en niños y jóvenes, aún por encima de la violencia por la que atraviesa el país.

 

Finalmente, el experto recomendó a los automovilistas a respetar los límites de velocidad y no conducir bajo los efectos del alcohol.