URGE RESOLVER PROBLEMÁTICA DE ASENTAMIENTOS IRREGULARES EN COLIMA

+ Existen 30 mil terrenos irregulares en el estado; busca la Canadevi un convenio de colaboración con el Gobierno del Estado para beneficiar con viviendas a las familias de Colima

 

La problemática de los desarrollos inmobiliarios irregulares en el estado de Colima, se puede revertir, antes de que se vuelva un caos por la falta de servicios públicos, como ocurre en la Ciudad de México u otras entidades más grandes, señaló el Presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) en Colima, Ricardo Ceballos Cataneo.

 

“Este problema no es tan grave en Colima, como sí lo es para otras ciudades, como en la Ciudad de México, por eso estamos a tiempo de atender esta problemática”

 

Aun así, reconoció que la situación es difícil,  “es un tema complejo, por lo que en la Canadevi Colima estamos ocupados y siempre le hemos apostado a la formalidad y legalidad en el desarrollo de las ciudades, ya que hay programas de desarrollo municipal que se cumplen en un corto, mediano o a largo plazo”. 

 

Advirtió que los asentamientos irregulares “traen consecuencias graves no sólo para los municipios, sino para la misma ciudadanía, porque no tienen agua, luz, drenaje, ni las posibilidades para que se atiendan sus necesidades básicas”.

 

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Industria de la Vivienda en Colima (Canadevi), José de Jesús Cárdenas Alcaraz, dio a conocer que están por llevar a cabo un convenio entre la Canadevi y el Gobierno del Estado, para tener una bolsa de 15 millones de pesos, y con esto beneficiar a las familias colimenses con una vivienda nueva”.

Detalló que están buscando la aportación de las autoridades estatales por hasta 10 millones de pesos, y la Canadevi se compromete a poner 5 millones más, para poder dar facilidades de financiamiento a las personas que deseen adquirir un patrimonio, dentro del marco legal.

 

“Con esto estamos dando el ejemplo para que los gobiernos estatal y municipal hagan lo propio, se sumen a la iniciativa y beneficiar a la población, ya sea con su aportación o buiscando lotes y terrenos que cuenten con todos los servicios y se encuentren en zonas accesibles para desarrollarse”, agregó.

 

Además, informó que “también estamos viendo la manera de trabajar con la Sociedad Hipotecaria Federal con el propósito de poder atender a la gente que no está afiliada al Infonavit, al Fovissste, y que son la gran mayoría, lo cual nos permitiría apoyar a mucho más gente”.

 

Referente al problema de la falta de servicios públicos en los desarrollos inmobiliarios irregulares, enfatizó que “debemos ser conscientes al momento de adquirir una propiedad como una vivienda o un lote, por eso nos encargamos de revisar que todo esté dentro del marco legal, para poder ofrecerles bienes a las personas, dentro de los marcos legales”.

 

Subrayó que “el derecho a la vivienda es de todos los mexicanos, pero debemos apegarnos a lo que dice la ley, buscando las maneras y las oportunidades para que todos puedan adquirir una vivienda de forma correcta”.

 

Hasta 2017 existían 30 mil terrenos irregulares en el estado, en 9 colonias de diferentes municipios, habitados por familias desde hace más de 30 años, sin servicios públicos, a pesar de que la Ley de Asentamientos Humanos señala que para poder llevarse a cabo este tipo de desarrollos de vivienda, los terrenos deben estar municipalizados y contar con todos los servicios públicos.

 

Al respecto, Luis Enrique López Carrión, dirigente estatal de Antorcha Campesina, argumentó que  la gente usa esta vía de la irregularidad debido a que no pueden comprobar ingresos para adquirir un préstamo para vivienda y es muy difícil hacerse de un patrimonio.

 

Sin embargo, aclaró que “hemos encontrado mecanismos legales que nos han permitido trabajar para apoyar a la gente más necesitada”.

 

Precisó que la organización Antorcha Campesina ha gestionado la creación de 12 desarrollos inmobiliarios, de los cuales 3 se ubican en la capital, 2 en Minatitlán, 2 más en Manzanillo, 2 en Villa de Álvarez, y  el resto en otras localidades, además de otros que están por hacer.

 

“Nosotros somos facilitadores en la organización y apoyamos a la gente que no tiene dinero, para que tengan un fondo de ahorro en una caja popular, y lo que hacemos es un pliego petitorio en el cual incluimos el derecho a la vivienda y buscamos los predios con las características necesarias para poder crear asentamientos”, abundó López Carrión.

 

Apuntó que gracias a sus gestiones, los agremiados han podido comprar terrenos con 50 mil pesos, de hasta 126 metros cuadrados, aproximadamente.

 

Aseveró que “el gobierno no tiene programas que apoyen a la gente muy pobre, para que puedan adquirir una vivienda, y los únicos programas que hay son a través del Instituto de Suelo y Vivienda; y nosotros representamos a la gente que no puede comprobar ingresos, y las autoridades como la Seidur y de Desarrollo y Vivienda del estado, son quienes nos dan su punto de vista para que se pueda o no urbanizar”.

 

Desde su perspectiva, el diputado Carlos Farías,  explicó que desde la legislatura lo que se ha estado haciendo “es trabajar con una visión humanista y social cuidando los derechos humanos de la población; el derecho a la vivienda es constitucional y es un derecho humano, y lo que queremos es armonizar ese derecho a la realidad social para los grupos más vulnerables”.