REPRUEBA CANIRAC SUSPENSIÓN DE BARES EN COLIMA

+El presidente de la Cámara de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (CANIRAC) en la entidad, Felipe Santana Linares, se pronunció en contra de la forma de actuar de las autoridades y expresó su solidaridad hacia el gremio; los dueños de los bares afectados argumentan que los elementos de la Guardia Nacional, Protección Civil y de la Secretaría de Salud cerraron sus establecimientos sin sustento legal.

 

 

 

Tras el inesperado cierre de dos bares, durante el operativo que implementaron elementos de la Guardia Nacional, Protección Civil y la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado, el pasado 22 de agosto, el presidente de la (CANIRAC) en la entidad, Felipe Santana Linares, reprobó la forma de actuar de las autoridades y expresó su solidaridad hacia el gremio.

 

A través de sus redes sociales, el líder de la industria restaurantera expresó: “Qué les puedo decir! Cuidamos las medidas sanitarias hay muchos testigos que lo filmaron, se cuida la sana distancia, se invierte mucho en estas medidas, se cuidan los empleos y se pagan deudas para que otros comercios también subsistan, la misma autoridad dio en papel la autorización de abrir y ahora hacen esto??? Quieren demostrar que trabajan? De ser así háganlo donde todos los colimenses sabemos que las medidas sanitarias no se cuidan no le hagan al payaso. Llevar a  un convoy militar a amedrentar y asustar a empleados y comensales!!! Qué bajo hemos llegado. Todo mi respaldo Ray (propietario del DMT), sé que fue ilegal y con abuso de autoridad. No estás solo, vamos con todo”.

 

Al respecto, el propietario del Bar MDG, ubicado en el municipio de Villa de Álvarez, argumentó que el cierre de su establecimiento se llevó a cabo de forma irregular y sin sustento legal, ya que aseguró que estaban operando con base en la normatividad, y cumplían con el protocolo sanitario para evitar la propagación del Covid - 19.

 

El empresario, quien pidió mantenerse en el anonimato por seguridad, señaló que a pesar de que los uniformados corroboraron que el personal del bar trabajaba aplicando las medidas de higiene, procedieron a suspender su negocio.

 

“Ellos mismos comprobaron la existencia de medidas sanitarias como contar con tapetes desinfectantes, gel antibacterial, guardar la sana distancia entre nuestros clientes, además del personal con cubrebocas y guantes, operando al 35% de nuestra capacidad”, apuntó.

 

Agregó que previamente, recibió la visita de un inspector de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), de nombre Margarito Reyes Guzmán, quien se presentó en el establecimiento fuera del horario laboral, sin identificarse de forma correcta, “con el afán de amedrentar o arreglar las cosas en el bar”.

 

Por separado, el bar DMT ubicado en el centro de Colima, a través de su página de facebook publicó un posicionamiento, en el que calificó como injusto el cierre de su establecimiento.

 

“Una vez más, DMT Rock Bar cerrado en base a criterio y no apegándose a la ley, el motivo según COESPRIS y Protección Civil, el aforo y el horario; les demostramos en su visita que no teníamos más del 33% de aforo, la ley dice que para negocios esenciales debe ser de no más del 50% y en el horario nuestra licencia nos permite laborar hasta las 2:00 am. Nuestra licencia es de “Restaurante Bar” algo que ha confundido a mucha gente y medios que se han dedicado a juzgar el por qué estamos laborando sin saber el giro que ampara nuestra actividad”, dice su publicación.