NUEVO LIBRAMIENTO PARA LIBERAR CARGA PESADA DE LA CAPITAL: SEIDUR

·         No es proyecto de gobierno, es una empresa privada quien absorberá riesgos y gastos

 

El secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano de Colima, José de Jesús Sánchez Romo aseguró que el nuevo libramiento que se tiene proyectado por parte de una empresa privada, no será para los colimenses, sino para liberar carga pesada en la capital del estado.

 

“El nuevo libramiento carretero que se tiene proyectado no será para los colimenses, ya que su objetivo es liberar el actual libramiento (Ejército Mexicano) de la carga pesada”, subrayó.

 

Precisando que a se iniciaron los trabajos con el Congreso del Estado para afinar acciones para que quede súper claro que es un tema que no le costará un cinco al gobierno estatal, ni ahora ni en el futuro, “es un riesgo de la empresa que lo desarrollará, el estado no garantiza con nada, es riesgo completo -de la empresa-, ellos hicieron sus mediciones, sus estudios y determinaron que les  es costeable hacer ese libramiento y lo que estamos haciendo es el proceso para que quede lo mejor posible”.

 

Ante ello, ponderó el funcionario estatal, “este es un libramiento que está hecho para beneficiar a los colimenses, pero no para los colimenses; es para liberar el actual libramiento (Ejército Mexicano) de la carga pesada, es un libramiento hecho para la carga pesada de largo itinerario, es decir los que vienen del norte u occidente del país al puerto de Manzanillo para que no tengan que entrar a Colima”.

 

Abundó que se pretende quitar la cantidad cada vez más creciente de carga pesada que está en el actual libramiento.

 

Explicó que aparte de ser peligroso en el aspecto de tránsito, mucho más lo es en el sentido de tránsito de materiales peligrosos, “tenemos las estadísticas de lo que pasa por el actual libramiento en materiales peligrosos y queremos evitar cualquier tipo de catástrofe, aunque nunca se ha presentado, pero no tenemos que esperar a que se presente”.

 

“Ya hicimos las mediciones y en caso de presentarse un accidente con materiales peligrosos el área de influencia son 50 mil personas las que pudieran ser dañadas y no queremos lamentarlo en el futuro por haber dejado hacer algo en el presente”, concluyó.