NO SE HAN DETECTADO SITUACIONES DE RIESGO EN LAS ESCUELAS DE COLIMA, PERO NO SE BAJA LA GUARDIA

 

Ante los hechos de violencia que se han registrado en planteles escolares de algunos estados de la República, el Secretario de Educación, Jaime Flores Merlo negó que en Colima se hayan detectado situaciones de riesgo, aunque dijo “no se baja la guardia y se está al pendiente de cualquier situación que pudiera presentarse”.

 

“Afortunadamente en Colima hay una comunicación y una información muy importante al respecto, hay protocolos de seguridad que se tienen en las escuelas, hay un programa de seguridad y emergencia escolar que atiende este tipo de casos, ha habido la información y la comunicación con los padres de familia, de que el cuidado de los objetos distractores o de riesgo que sus hijos portan en sus mochilas deben ser revisados desde la casa y que en la escuela no debe preocupar ese lapso que queda entre la casa y la escuela, donde los niños y jóvenes pueden ser interceptados por personas ajenas a la institución que pudieran hacerles llegar algún tipo de distractor u objetos de riesgo”, abundó el funcionario estatal.

 

Además, precisó en Colima los maestros, la propia autoridad educativa, por indicaciones del Gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, han implementado ese tipo de actividades que les han permitido darle un seguimiento.

 

“Afortunadamente con no riesgo en Colima, pero si con una participación decidida de los padres de familia que juegan un papel muy importante en este programa de seguridad y emergencia escolar”, externó.

 

Refirió que en los Operativos Mochila que se han realizado, hasta el momento no han encontrado algún utensilio que pueda considerarse de riesgo, únicamente objetos distractores de la labor educativa como celulares, entre otros, que son atendidos por los propios directivos y docentes, “pero situaciones de riesgo no”, reiteró.

 

“Hay que recordar que los protocolos de seguridad y emergencia escolar, contemplan todo tipo de situaciones de riesgo que puedan ocurrir al interior de las escuelas, desde situaciones de riesgo por fenómenos naturales, hasta introducción de sustancias indebidas. En todos esos sentidos estamos preparados para atenderlos como lo marcan los protocolos y desde luego sin exponer a los alumnos y a los maestros”, finalizó.